Caso Báez

Los primeros ecos en el mundo político tras la detención de Lázaro Báez

La diputada Graciela Ocaña y dirigentes del PJ y la UCR hablaron sobre la detención del empresario K por presunto lavado de dinero. Desde buen recibimiento hasta cautela, pero ninguna crítica al juez Casanello

51537_ocaña

El empresario Lázaro Báez fue detenido esta tarde en el aeropuerto de San Fernando por orden del juez Sebastian Casanello, encargado de llevar adelante la causa por la “ruta del dinero K”. La orden del magistrado fue preventiva por temor a una posible fuga. 

Desde el mundo de la política, ya comenzaron a hablar los primeros dirigentes, quienes tomaron en general de manera satisfactoria la detención, o en todo caso, de manera cauta sin emitir críticas al juez Casanello.

El titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral, consideró hoy “imprescindible” que “quienes robaron sean condenados” y “devuelvan el dinero que se llevaron”, tras la detención del empresario Lázaro Báez.

“Los argentinos estamos haciendo un gran esfuerzo y es imprescindible que quienes robaron sean condenados y también devuelvan el dinero que se llevaron”, afirmó el intendente de Santa Fe.

Por otra parte, el diputado del Bloque Justicialista Pablo Kosiner sostuvo hoy que “hay mucha expectativa de la sociedad en que se esclarezca” el caso de presunto lavado de dinero y dijo que ante la detención del empresario Lázaro Báez “hay que confiar en que la Justicia va a hacer una investigación seria”.

El legislador, uno de los habituales voceros del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubery, planteó a la agencia DYN que “es tiempo de que la Justicia dé una respuesta a la sociedad luego de la expectativa que hay de conocer la verdad”.

“Los que que tengan que pagar con responsabilidades penales, lo harán”, concluyó.

En el mismo sentido habló el dirigente del PJ bonaerense y ex diputado provincial Guido Lorenzino, quien consideró que el juez Sebastián Casanello “tendrá algún elemento” para disponer la detención del empresario krichnerista Lázaro Báez, que se realizó hace minutos.

“En la Argentina los procesos se llevan con excarcelación, salvo que el juez considere alguna situación extraodianarioa o de peligrosidad, y por eso tome una medida extraordinaria”, dijo Lorenzino en declaraciones a la agencia DyN, y añadió: “Habría que ver cuáles son los fudnamentos que ordenó el juez para llevar adelante esa situación”.

El dirigente sciolista planteó que “en toda causa, los jueces, cuando indagan, detienen u otorgan beneficios, tienen muchos más elementos que uno para tomar esa decisión”, por lo que indicó que Casanello “tendrá algún elemento que lo llevó a tomar esta decisión” y que “cuando lo funde, estarán los motivos”.

Por su parte, la dirigente de Confianza Pública Graciela Ocaña consideró que “así como criticamos” al juez federal Sebastián Casanello, “ahora” con la detención de Lázaro Baéz y su hijo Martin, “actuó prudentemente”.

“Así como criticamos al juez Casanello ahora creemos que actuó prudentemente al detener a Baez”, afirmó Ocaña en su cuenta oficial de twitter.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados