Ruta del dinero K

El enriquecido representante Pires y un sospechoso vínculo con los Báez

Empezó como cadete de representantes de futbolistas, ascendió al representar a Juan Sebastián Verón y con Néstor Kirchner en la Casa Rosada reflotó su contacto con los Báez

Un nuevo vínculo en la ruta del dinero K que se remonta al mundo del fútbol. Los protagonistas en esta historia son el representante Miguel Angel Pires y Lázaro Báez. 

Según informa el portal ExpedientePolitico, el comienzo se remonta a una vieja relación entre la mamá del empresario patagónico y la de Pires. Por ese vínculo, la familia de Pires alojó a Martín Báez cuando intentó probar suerte en Buenos Aires. “La mamá de Pires lo alojó en un PH cuando se vino del Sur”, contó unas de las fuentes consultas.

Pires comenzó a vincularse en el mundo de fútbol siendo un empleado más de la agencia de Fernando Hidalgo. “Le llevaba los botines a los jugadores”, recordó un hombre del fútbol. Luego se independizó y con Néstor Kirchner en la Casa Rosada reflotó su contacto con los Báez.

En el año 2009, llevó al plantel de Racing Club de Avellaneda a Río Gallegos, para jugar con el Boca santacruceño de Martín Báez. Además, presenció y llevó a tres de sus representados para jerarquizar la inauguración de ese club, en la que participó la entonces presidenta Cristina Kirchner y Julio Grondona.

En su momento de apogeo, llegó a representar a la “Brujita” Verón y a otros jugadores de Estudiantes de La Plata. “Verón fue a hacer campaña a Rio Gallegos para Daniel Alvarez, el ex secretario de Cristina”, recordó un dirigente de Santa Cruz.

Además, también le gustaban los autos de lujo. La novedad es que acaba de abrir otras empresas: AMERICAN STATE SA, dedicada al rubro inmobiliario, y CORPI SA, pensada para el alquiler de autos, el mismo negocio en el que alguna vez intentó incursionar Leonardo Fariña.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO