Super Rugby

Fuerte choque de Cordero, integrante de Jaguares: así quedaron él y su auto tras el impacto

El episodio ocurrió en la madrugada del domingo, cuando el joven regresaba de un encuentro familia, según explicaron desde la UAR; el "back" no sufrió heridas de gravedad

santiago-cordero-accidente

“Estaba volviendo a casa. Llovía un poco y de repente perdí el control del auto. Por suerte fue solo un susto y estoy bien”, dijo Santiago Cordero, tras el susto que pasó en la madrugada del domingo, cuando perdió el control de su vehículo en camino del Buen Ayre.

Nexofin tuvo acceso a imágenes exclusivas del choque del jugador, que terminó con su vehículo en una zanja al costado del camino.

Según informó la UAR, el jugador no presenta lesiones que puedan perjudicar su desarrollo en los Jaguares, equipo de rugby compuesto por argentinos que funciona como práctica para el seleccionado de Los Pumas.

Él mismo se encargó de confirmar su buen estado de salud, a través de la red social Twitter. “Muchas gracias a todos por los mensajes! Por suerte no fue nada grave y estoy impecable!”, escribió.

 

“Corderito” es uno de los jugadores más desequilibrantes del equipo Jaguares, teniendo como sus dos máximas cualidades la velocidad y el cambio de paso, que se reflejaron en valiosos tries para el conjunto nacional.

El “back” no forma parte del plantel que viajará esta noche para la gira por Nueva Zelanda, tal como estaba planeado, sino que se unirá en el segundo tramo junto a otros compañeros. Su lugar en el plantel será ocupado por Ramiro Moyano.

Mirá las fotos:

santiago-cordero

 

 

santiago-cordero

 

santiago-cordero

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Informe de la AFIP sobre la sucursal Bahía Blanca revela el encubrimiento a Báez

Se durmieron durante años las fiscalizaciones contra las sociedades que emitieron facturas truchas para el empresario y se intentaron acomodar los papeles para que esa operatoria multimillonaria no saliera a la luz

Renuncia de Matteo Renzi: la Unión Europea ahora tiembla por Italia

“El pueblo italiano habló de manera inequivocable y clara”, dijo el premier, quien aseguró ante la prensa que el resultado fue su responsabilidad