Fotografía

Ex residentes de Fukushima vuelven a la ciudad fantasma cinco años después de la catástrofe nuclear

Los fotógrafos franceses Carlos Ayesta y Guillaume Bression le pidieron a 80.000 refugiados de la explosión nuclear que ocurrió el 11 de marzo de 2011 en Fukushima que volvieran, por un día, a pasear por su ciudad devastada. El resultado son estas espectaculares imágenes e historias de sobrevivientes, recopiladas en la muestra “Retracing Our Steps"

Fukushima

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-1

“Midori Ito está en un supermercado abandonado en Namie. Aquí, nada cambió desde el desastre. Después de la explosión, Midori Ito fue evacuada a Minami Aizu por los riesgos a la salud asociados con la radioactividad. Finalmente volvió para vivir con sus hijos en Koriyama, una ciudad a 60 km de la planta”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-9

“Rieko Matsumotoest es una nutricionista y consejera: ‘El día del terremoto, estaba trabajando con una clienta filipina que nos había visitado por primera vez. Estaba lista para medirla, y ella estaba a punto de sacarse la ropa cuando el piso empezó a temblar. Me habló en japonés hasta ese momento, pero cuando comenzó, empezó a gritar en inglés”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-17

“Kanoko Sato está en el gimnasio de una escuela en el distrito Ukedo, destruido por el tsunami y abandonado desde el desastre: ‘Si no fuera por este proyecto, nunca hubiera visto la zona prohibida con mis propios ojos, a pesar de que vivo en Koriyama, lo suficientemente cerca, no sabía cuán devastado estaba todo hasta hoy’”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-3

“Shigeko Watanabe tenía una pequeña imprenta en el centro de Namie. Nunca logrará reabrir su negocio: ‘Pieso que la descontaminación no significa nada porque nadie va a venir aquí de todos modos. Sólo los hombres dicen que van a volver, pero nosotras las mujeres somos más fuertes que ellos y logramos enfrentar la verdad. El gobierno nos apura para que volvamos, pero la ciudad está destuida'”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-19

“Katsuyuki Yashima está sentado en su propio taller. En el momento del accidente, él y su esposa empleaban a 15 personas. Su compañía no va a reabrir, y el no piensa volver a vivir en Namie cuando la ciudad vuelva a abrirse: ‘En 10 años, Namie va a ser una ciudad fantasma. De acuerdo con una encuesta, sólo el 20% de los haitantes quieren volver. Gradualmente, cuando pasen los años, la gente va a reconstruir su vida en otro lado’. Katsuyuki Yashima vive en Iwaki, una cuidad donde el nivel de radioactividad es muy bajo”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-2

“Yasushi Ishizuka está en un casino japonés en la ciudad de Tomioka. El edificio fue afectado por el terremoto y permaneció así desde el desastre”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-10

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-13

“Setsuro Ito es un veterano. Cuida animales, especialmente de las vacas que viven en la zona prohibida. Aquí, está sentado en un bar. Se fue de Japón a Brasil cuando tenía 30 años, pero después del 11 de marzo de 2011 volvió para ayudar a los granjeros en la zona de exclusión que decidían no matar su ganado. Ahora vive en Fukushima”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-14

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-7

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-4

“Kazuhiro Onuki está en su antigua casa en Tomioka. Antes del accidente, era el encargado de una librería y tenía un negocio de cerámica japonesa. Le robaron varias veces después del accidente, y todas las piezas de valor desaparecieron. Queríamos fotografiar su casa. Esta habitación captura bastante bien la atmósfera en su casa abandonada hoy. Kazuhiro Onuki fue evacuado a Tokyo con su esposa e hija. Participa regularmente de conferencias a donde lo invitar a hablar sobre su experiencia en el desastre nuclear”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-8

“Hidemasa y Michiko Otaki están en su vieja peluquería en Tomioka, una ciudad devastada por el tsunami y evacuada luego de la explosión nuclear. Ella practicó esta profesión durante 40 años: ‘Acababa de terminar un corte cuando empezó el terremoto. Después del accidente, nos mudamos de refugio en refugio, y empecé a cortarle el pelo a los otros refugiados. Un día, estaba hablando con uno de ellos y me dijo que una casa estaba libre a 40 km al sur de la planta. Ahí es donde he estado viviendo los últimos dos años'”.

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-6

after-fukushima-invisible-contamination-ghost-town-carlos-ayesta-5

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”