Política Internacional

Obama: “Seguimos teniendo diferencias serias, incluidos la democracia y los DD.HH”

El mandatario estadounidense y Raúl Castro sostuvieron conversaciones oficiales en el Palacio de la Revolución. Obama habló de un "nuevo día" en las relaciones entre ambos países e indicó que "el embargo se va a terminar"

Obama-y-Castro-21

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su par cubano, Raúl Castro, se reunieron en el Palacio de la Revolución Cubana en La Habana. 

Previo a las conversaciones oficiales, el presidente Obama rindió homenaje con una ofrenda floral a la estatua del prócer independentista y héroe nacional José Martí, en la emblemática Plaza de la Revolución, donde hay también una efigie de “El Che” Guevara.

Luego se dirigió hacia el encuentro programado con Raúl Castro, en el que delinearon el futuro inmediato de la relación de los Estados Unidos y Cuba, punto álgido de la visita del presidente estadounidense a la isla.

Obama, que está a favor del levantamiento del embargo vigente desde 1962, recurrió a sus poderes ejecutivos para relajar algunas de las medidas que castigan a los cubanos, pero el Congreso, en manos de la oposición republicana, es el único que puede desmontar el entramado de restricciones.

El mandatario de norteamérica aseguró que “los cubanos decidirán su futuro porque son una nación soberana”, pero recordó que los EEUU harán lo que “siempre han hecho”: “defender la democracia en todo el mundo”. También se mostró contento por la forma en la que fueron recibidos: “Nos emocionamos por cómo nos recibieron, por las sonrisas. Estamos muy agradecidos de experimentar La Habana, la comida, y la visita a la Catedral nos recuerda que compartimos la fe profunda que sostiene a muchos cubanos”.

La conferencia comenzó con las palabras del dictador cubano. “Las medidas adoptadas por su gobierno son positivas pero no suficientes. Deben devolver el territorio ilegalmente ocupado en la base naval de Guantánamo”, aseguró Castro e informó que este reclamo formó parte de la conversación privada que mantuvo con Obama.

“Para tener relaciones normales deben ser suprimidas varias políticas. El pueblo cubano no puede renunciar al destino que libre y soberanamente ha escogido”., declaró Castro. Pese a que no trataron el asunto de Venezuela, también aseguró que considera necesario defender a ese país. “Tenemos profundas diferencias entre nuestros países que no van a desaparecer”, agregó.

“Defendemos los derechos humanos, pero los concebimos como indivisibles con el derecho a la educación, a la salud, al trabajo. Nos oponemos a la manipulación política de los derechos humanos. Por eso reiteré nuestra predisposición a mantener el diálogo qué iniciamos”, afirmó Castro.

“Hemos comenzado a dar pasos para tener una relación de nuevo tipo. Como la que nunca. Destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo. Construirlo es una tarea mucho más larga y difícil”, declaró el dictador agradeciendo la visita de Obama.

Pese a las diferencias que existen entre ambos países, Obama aclaró: “Queremos un diálogo constructivo porque creemos que cuando compartimos nuestras creencias e ideas, con una actitud de mutuo respeto, los dos podemos aprender y hacer mejor la vida de nuestra gente. Que vayamos normalizando nuestras relaciones significa que tenemos que discutir estas cosas”.

Y detalló sobre los nuevos vínculos: “Vamos a seguir hacia adelante en muchos frentes para normalizar la relación. Para que los cubanos tengan facilidades para viajar a Cuba y viceversa. La semana pasada vimos cómo civiles vinieron a Cuba para ayudar en educación. También habrá anuncios relacionados con el deporte. Y más americanos van a estar visitando Cuba y agradezco a la gente cubana. Vamos a tener más comercio. Sólo nos separan 90 millas”, dijo.

Además de las declaraciones de ambos, hubo una consulta realizada por el enviado de CNN, Jim Acosta, que generó un clima ríspido: “¿Por qué tiene prisioneros políticos?”, fue la pregunta en cuestión.

El presidente estadounidense se mostró sorprendido pero respondió su parte cordialmente, en el turno de Castro, luego de dialogar con un colaborador, expresó molesto: “¿Escuché algo de presos humanos?”, “¿Es para mí la pregunta?”, alcanzó a decir. Obama le aclaró: “Yo ya contesté, la segunda pregunta es para usted”. Castro elevó la voz y contestó: “Dime el nombre, dame la lista y si existen… antes de que llegue la noche estarán sueltos”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Al menos 13 personas muertas en un tiroteo y explosión en el centro de Estambul

Las explosiones ocurrieron cerca de un estadio de fútbol y dejaron además una veintena de heridos. Mirá el impresionante video

Lavagna estalló contra el Gobierno: “Usar la billetera para presionar gobernadores no es la manera”

El ex ministro de Economía y referente del Frente Renovador de Sergio Massa apeló a durísimos términos para criticas la gestión de Mauricio Macri