Salud

Siete bebidas que no son tan sanas como creías

A la hora de comer sano, es mejor optar por las opciones caseras: si estas cuidando la figura, exprimí tus propios jugos y mantenete alejado de Starbucks por un tiempo

jugo-fruta

1. Jugo de fruta envasado

Al contrario de lo que dice en el paquete, no es una manera fácil de ingerir una o dos de las cinco frutas recomendadas por día. La mayoría de los jugos comprados están pasteurizados (generalmente hervidos), lo que destruye un montón de nutrientes valiosos y concentra los azúcares. Además, el jugo se obtiene de la fruta entera pero deja atrás la fibra, que ayuda a la absorción lenta del azúcar en la sangre.

2. Gaseosas azucaradas

¿Sabías que una lata de gaseosa común tiene el equivalente a ocho cucharadas de azúcar? Eso es mucho más de lo que se recomienda para todo un día y lo estás ingiriendo en una sola bebida. ¿Te ayuda a controlar tu apetito? No. ¿Te da ganas de tomarte otra? Sí.

3. También sus versiones dietéticas

Está muy bien reemplazar una gaseosa regular por una light (bajo contenido de azúcar) o cero (sin azúcar), pero tené en cuenta que los endulzantes artificiales pueden ser mucho más dulces que la mismísima azúcar y, en consecuencia, generarte antojo de picotear cosas dulces o llevarte a comer más en tu almuerzo y cena. La clave: si no podés evitar las gaseosas light, moderate todo lo que puedas.

nrm_1420459737-smoothie

4. Los smoothies comprados

No vayas a pensar que son sanos solo porque tienen el color de tus frutas favoritas. Algunos smoothies pueden tener inclusive más azúcar que las gaseosas. Como regla general, evitá los que están a temperatura ambiente, porque seguramente fueron pasteurizados y tengan conservantes. Y siempre (también en los que se conservan en un freezer), chequeá el nivel de azúcar.

5. Aguas con vitaminas

Si una bebida es rica en vitaminas es buena para vos, ¿correcto? ¡No necesariamente! Pero eso es exactamente lo que quieren que pienses. Para hacerlas, les agregaron vitaminas, sí, pero probablemente también le hayan puesto azúcares y saborizantes. La típica botella de “vitamintas saludables”  tiene 31 gramos de azúcar (8 cucharadas de té). Conclusión: mejor obtené tus vitaminas de las frutas y vegetales frescos. Más barato, sano y rico.

6. Leche de almendras dulce

La leche de almendras está en el top 5 de las cosas sanas de moda, por lo que seguramente te sientas super fit cuando la pedís en un café latte. Pero, a menos que la leche de almendras sea sin azúcar (lo que es muy poco común en la mayoría de los locales de café), va hacer que consumas una cantidad extra de dulce y sin sentido.  Siempre optá por la leche sin azúcar y tené cuidado porque los términos como “jarabe de dátil” o “jarabe de arroz” son otras formas de decir “dulce”.

7. Aguas saborizadas

Están catalogadas como “saludables”, pero muy pocas veces lo son. Las frutas de las propagandas y el packaging dan la idea de healthy, pero a veces tienen azúcar o más endulzante artificial que una gaseosa y, lo peor, pueden hasta costar el doble que una botella de agua normal. ¡No, gracias!

Fuente: Cosmopolitan

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Diputados aprobó el proyecto opositor del impuesto a las Ganancias

El oficialismo fue derrotado tras el acuerdo de referentes del massismo, el kirchnerismo y el Bloque Justicialista

“Siguen siendo tiranos”: la ira de una diputada PRO durante el debate de Ganancias

La diputada macrista Silvia Lospennato apuntó contra el kirchnerismo y el massismo, y criticó que se apoyen en el tiempo reglamentario para no dejarlos argumentar su postura