Narcotráfico

Gobierno provincial paralizado: Rosario con escuelas bajo fuego por peleas del narcotráfico

Cuatro escuelas y un jardín en el sur de Rosario viven con miedo por las ráfagas de balas que azotan la zona sur de Rosario, donde los narcotraficantes se disputan una zona libre para la venta

Foto: Marcelo Manera para La Nación

En la zona sur de Rosario, sin importar cuantas detenciones haga la policía por narcotráfico (las más recientes, las de Rosa Caminos y otras 15 personas), zumban las motos y las balas, y las escuelas quedan diezmadas de alumnos, alejados por la violencia de la zona.

Sólo quedan 500 alumnos y maestras en la escuela John F. Kennedy y del jardín de infantes Lola Mora, custodiados por un patrullero del Comando Radioeléctrico, y los chicos se ven obligados a jugar en los recreos en un lugar cerrado, una especie de salón de actos, para que nadie salga herido

Susana Flores, vicedirectora de la escuela Kennedy, considera que lo que pasa allí es “normal” mientras repite el discurso que se maneja desde la intendencia: el lugar no es inherentemente peligroso, sino que está “estigmatizado”. Aún así,  Flores pidió ayuda en la comisaría 11, que está a dos cuadras: “Nos dijeron que el único patrullero que tienen fue baleado y aún no fue reparado”, señala.

La guerra por el mercado de la droga

En el gobierno están preocupados, y desde la Secretaría de Seguridad Comunitaria dispusieron patrullajes más intensos y control de los motociclistas que deambulan sin destino para proteger a los 5 mil alumnos que sisten a las cinco escuelas de la zona.

El aumento en la violencia que se vió después de los arrestos que logró el operativo “Rosa Blanca” involucra al clan de los Caminos,  que dominó la barra brava de Newell’s durante más de una década, a la par de la venta de droga en los búnkeres distribuidos en La Tablada. Son ellos los que se tirotean entre sus distintas fracciones para poder hacerse con el espacio vacío que quedó en el negocio de la droga.

Después de 20 allanamientos, la Policía Federal anunció que había desarticulado a una banda de narcomenudeo liderada por Rosa Caminos, hermana de Pimpi, que encabezó por una década la barra brava de Newell’s. Roberto Caminos fue asesinado en marzo de 2010 en la puerta del bar Ezeiza. Tras esa ejecución, por la que está procesado Diego “Panadero” Ochoa, que sucedió a Pimpi en el mando de la tribuna leprosa, el liderazgo de ese grupo, que vende droga en el barrio La Tablada, entró en conflicto. Siendo menor, Alexis, uno de los hijos de Pimpi, se enfrentó con su tía Rosa, quien fue detenida por la Federal hace dos semanas.

“Se pelearon por la herencia. No sólo por las propiedades y los autos, sino también por el manejo de los quioscos de droga”, explicó un funcionario del Ministerio de Seguridad. Alexis, que está prófugo, formó su banda y atacó a su tía: en un solo día su banda disparó 100 tiros contra la casa de Rosa, y ahora pretende quedarse con los puntos de venta de cocaína que quedaron vacíos tras la caída de su tía.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Noviembre vio la primera suba interanual de producción de autos de los últimos 12 meses

El crecimiento de la producción de noviembre es el primero que registra el sector en los últimos 12 meses: el último registro positivo se remonta a noviembre de 2015, cuando creció 0,5% interanual

Vidal anunció aumento del 18% para estatales en 2017: se ajustará por inflación

Además, la gobernadora bonaerense reconoció que la paritaria que logró cerrar con los gremios estatales de la provincia “queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor” a 4,5% por trimestre