Escándalo en Brasil

La Policía de Brasil reprimió a grupos opositores que bloqueaban el centro de San Pablo

Los manifestantes fueron desalojados de la avenida Paulista por las fuerzas de seguridad con bombas de gas y cañones de agua

policia brasil

La Policía Militarizada liberó el tránsito para vehículos en la principal avenida de San Pablo, la Paulista con gases lacrimógenos y cañones de agua de alta presión. Los manifestantes habían decidido acampar  “hasta que (la presidente) Dilma Rousseff deje el poder”.

Las negociaciones para una retirada pacífica no tuvieron éxito y la Policía ordenó la intervención de la Tropa de Choque -el batallón antidisturbios- para dispersar la manifestación que llevaba casi cuarenta horas.

Los policías utilizaron descargas de agua con mangueras de presión y cuando algunos de los manifestantes respondieron con piedras y objetos en su contra, los agentes lanzaron gases lacrimógenos, todo en menos diez minutos.

manifestantes brasil

Según medios locales, en el momento de la acción policial se encontraban en el lugar unos 700 manifestantes, apostados frente a la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), la mayor patronal del país y que apoya las protestas.

Por otro lado, para la tarde desde este viernes está prevista una manifestación del Partido de los Trabajadores (PT) en apoyo de Rousseff y Lula. La marcha contará con la presencia del propio Lula, quién en la víspera difundió una carta en la que se consideró víctima “de una violencia injustificada.

La marcha del PT estaba prevista a pocas calles del acampe opositor, por lo que no se descartaban enfrentamientos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión