Triple fuga

Lanatta declaró que en plena fuga buscaron asesinar a Aníbal Fernández

Uno de los detenidos por el crimen de General Rodríguez y la triple fuga, lo dijo en su declaración ante la jueza Servini de Cubría

Martín Lanatta, uno de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez y protagonista de la triple fuga de la penitenciaria de General Alvear, insistió ante la jueza federal María Servini de Cubría en vincular a Aníbal Fernández con ambos episodios y reveló que durante los primeros días fuera de la cárcel, buscaron asesinar al exjefe de Gabinete. 

Según indicó el diario Perfil, el condenado había declarado el miércoles 9 de marzo ante la magistrada, dos secretarios del juzgado y el fiscal Juan Pedro Zoni en el modulo 3 del penal de Ezeiza, en lo que fue un relato “engorroso” según lo calificaron fuente judiciales.

Lanatta relató que, en los primeros días de octubre, el inspector mayor Jorge Bolo, jefe del Complejo Penitenciario Centro intentó lograr un trato para desligar al exfuncionario K, Aníbal Fernández, del Triple Crimen de la efedrina.

Desde el 5 de agosto, Bolo era quien estaba, por orden de la jueza de Ejecución Penal Nro 1 del Departamento Judicial de Mercedes, Marcela Otermín, a cargo de controlar a los acusados por el triple crimen con un “registro fílmico” y con “servicio de custodia” de modo “permanente e ininterrumpido, durante las 24 horas”. Según figura en la declaración, Lanatta le pagaba siete mil pesos “para que no me falte nada”.

En esa reunión, según detalló el acusado, Bolo le confió que Aníbal Fernández quería que simulara junto a su hermano y Schillaci una cámara oculta fuera del penal y negara sus acusaciones a fin de desvincularlo de la causa. Además, le pidió que señale a Julián Domínguez –su rival en la interna del FpV–, como la persona detrás de la campaña de difamación. En caso de aceptar la negociación, el exjefe de Gabinete le aseguraba la salida del penal. De rechazarlo, lo mandarían a matar en medio de un motín armado.

Tras aceptar el acuerdo, Lanatta señaló a César Tolosa, jefe de Seguridad de General Alvear, como el encargado de preparar la salida. Según se detalla, fue él quien se encargó de liberar los siete controles para retirarlos del penal.

Si embargo, según uno de los fugados habría comenzado a “olfatear una trampa”, hasta que se dieron cuenta que los iban a matar. Por esa razón, con bronca los tres fueron a buscar al mismísimo Aníbal Fernández para matarlo, pero no lo encontraron. “Fuimos a tres casas, pero en ninguna vimos que estuviera, porque no había seguridad”, confesó a la jueza federal.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

El Gobierno no descarta acuerdo con Massa por Ganancias: “Ojalá se dé”

Al mismo tiempo, el jefe de Gabinete pidió al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, decir “la verdad” ya que consideró que el proyecto presentado por el opositor no presenta números reales

Echaron a “Acero” Cali del bloque de concejales peronistas de Escobar

Fue tras el informe de Telenoche, que se hizo eco de las denuncias de vecinos por un dudoso proyecto inmobiliario en una zona de humedales del distrito; el FPV adujo “diferencias irreconciliables”