La ruta del dinero K

Elaskar rompió el silencio: “Lavado de dinero es lo que hace Cristina con Hotesur”

El ex titular de la financiera SGI se desligó de la causa por la ruta de dinero K y aseguró que "lavado de dinero es lo que hace Cristina con Hotesur"

elaskar

Luego de la aparición de los videos de las cámaras de seguridad de la financiera SGI, el dueño anterior de “La Rosadita”, Federico Elaskar, habló sobre las imágenes y el caso de “la ruta de dinero K”. 

En declaraciones televisivas, Elaskar dijo que “las imágenes hablan por si solas” y se desligó del hecho, ya que aseguró que él fue desplazado de su financiera “en el 2011 y los videos son del 2012, un año después”.

“Las cosas que dije en el programa de Jorge Lanata fueron posteriores a cuando me desvinculé de SGI. Incluso el apodo de ‘La Rosadita’ también nació después”, explicó.

Y denunció al contador y uno de los nuevos dueños que compraron la cueva financiera: “Yo sufrí una gran presión por el señor Daniel Pérez Gadín para alejarme de la financiera. Él se escudó en la sede judicial diciendo que nunca había ido a SGI. Me gustaría que le explique al juez Casanello qué hace grabado un año más tarde con todos los directivos de mi empresa”.

“Durante mi gestión, mi financiera no era una cueva, era una sociedad anónima, con fines de lucro, legal, y pagaba muchísimos impuestos. Después el video muestra cómo empezó a funcionar. El mismo fiscal Marijuan dio a entender que la empresa era el día y la noche”, agregó sobre el tema.

Además, Elaskar disparó: “El video muestra grabaciones de un par de días, imaginate lo que habrán hecho en años. Yo recuerdo haber estado en mi casa en Madero Center, (mismo edificio donde está “La Rosadita”) y cuando yo iba a la cocina veía por la ventana gente en la oficina a las 2, 3 y 4 de la mañana”.
Luego, explicó cómo fue desplazado: “Vino una holding suiza y me desplazó de la empresa de una forma irrisoria y por un monto que nunca me pagaron. Yo no cobré ni el 10% de ‘La Rosadita’. La empresa tenía activos de $26 millones que en ese momento se dividían por 3,50 pesos al dólar. A ustedes les parece que podía ser valuada en un millón y medio de dólares. El contrato decía que yo había cobrado la mitad del contrato en Uruguay cuando yo ni había estado allá”.

“Ponganse en mi lugar, he sufrido aprietes, amenazas. A cuatro cuadras de mi casa mataron a un fiscal (Nisman), no son bebés de pecho”.

También apuntó contra Cristina: “Lavado de dinero es lo que hace la expresidente con Hotesur, en donde dicen que tienen los hoteles al 80% y facturan por 10%”.

Por último, el ex titular de la financiera se manifestó a favor de la ley del arrepentido: “Me parece perfecto. Yo puedo colaborar para que todo se esclarezca, pero con las pocas garantías judiciales que yo tengo hoy en día no puedo dar información. Si a mi me hubieran citado a declarar como testigo hubiera hecho una declaración distinta que como imputado, más con los cargos que me imputan”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO