Negocios con el Estado

Gran fraude: Cristóbal López también retuvo indebidamente una suma millonaria del peaje

Esto se suma a los 8 mil millones de pesos que el "zar del juego" debe a la Afip por operaciones de Oil Combustibles

Cristobal-Lopez

El empresario kirchnerista Cristóbal López se quedó con 250 millones de pesos que debía girar a las arcas del Estado nacional por el cobro de los peajes en las autopistas Riccheri y Ezeiza-Cañuelas. Esto se suma a los 8 mil millones de pesos denunciados ayer por el periodista Hugo Alconada Mon.

Según una auditoría ordenada por el nuevo gobierno, el empresario patagónico también arrastra multas -ejecutables o en vías de ejecución- por 520 millones de pesos por incumplimientos en esas concesiones.

“La empresa de López pagó 56 millones de pesos para quedare con Aecsa, pero luego dejó de pagar los RAE y adeuda no menos de $ 250 millones”, indicó un alto funcionario del Gobierno a la Nacion.

De ese modo, López repitió en las autopistas lo mismo que en el rubro del petróleo. Se quedó con cientos de millones de pesos que cobró como “agente de retención” y que debió girar de manera automática.

A la hora de sacar cuentas, además, las nuevas autoridades sostienen que López no sólo debe entregar los $ 250 millones que retuvo del RAE, sino que además acumula multas ejecutables por otros $ 120 millones por incumplimientos como concesionario que ya debería haber abonado. Y no sólo eso, ya que durante los últimos años se acumularon otras penalizaciones, aún en trámite, por $ 400 millones más. Es decir, $ 520 millones que se suman a los $ 250 millones que debió enviar al Ucofin. Total: $ 770 millones.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La inflación del Congreso llegó a 1,9% en noviembre

El índice de consultoras privadas midió un aumento del IPC que alcanzó el 43,4% anual

Dura crítica de Elisa Carrió a Massa por Ganancias: “Los argentinos creen en mentirosos fascistas”

Desde Miami, la diputada y aliada del Gobierno advirtió que “en Estados Unidos cayó muy mal entre los empresarios la maniobra” de la oposición para anular el proyecto del oficialismo