Arte callejero

Testigos de lo invisible: estos murales de nenes sin rostro llaman la atención sobre lo que no queremos ver

El graffitti es, probablemente, uno de los artes más democráticos que existe y, por lo tanto, es muy común que se utilice a modo de crítica social. Desde 2003, el artista Julien Malland,conocido como "Seth", viaja por diversas regiones del mundo dibujando niños sin rostro, como si no quisieran ver el horror de la sociedad o las catástrofes de su entorno, y en cambio decidieran mirar al futuro

jullien mailland
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Por la tremenda crisis, en el mar venezolano manda la piratería

En el Estado de Sucre, producto de la alarmante escasez, aparecieron bandas de pescadores pobres que roban e incluso matan