Importaciones

Decadencia imparable: finalmente los argentinos comerán hamburguesas hechas con carne de Uruguay

Fuentes de la industria que en breve los frigoríficos comenzarán a traer los primeros contenedores con carne picada desde el vecino país. Para el Gobierno ayudará a contener precios

carne_supermercado

Ante la falta de resultados concretos, y frente al riesgo de que el costo de la canasta básica siga afectándolo en términos políticos, Macri está aplicando el pragmatismo más puro para intentar contener el alza de los alimentos. Su apuesta no ha sido sólo abrir, sino hasta promover las importaciones de alimentos estratégicos.

Hace unos días, el SENASA, dependiente del Ministerio de Agroindustria, y el Gobierno de Uruguay, firmaron una serie de protocolos sanitarios que habilitaron el ingreso de carne y ganado -para engorde o faena-, desde el país vecino.

Y si bien en un primer momento se pensaba que el negocio iba a estar en la compra a la nación charrúa de animales en pie para incrementar los niveles de stock, la novedad es que los primeros cargamentos van a llegar en forma de carne picada.

Por lo pronto, el objetivo es convertir el “operativo importación de alimentos” como una herencia de las pésimas políticas agropecuarias implementadas durante el kirchnerismo.

Esto se da en un contexto en el que la ganadería local necesita recuperarse tras años de políticas desacertadas, que incluyeron cierre de exportaciones y la imposición de precios bajos, que quitaron incentivo a la producción y redujeron el stock.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

“Sergio Massa es la persona menos confiable del sistema político argentino”

Marcos Peña, en representación del Gobierno Nacional, salió con los tapones de punta luego que el líder del Frente Renovador pactara con el kirchnerismo para aprobar su proyecto de Ganancias

Coimas en Cerro Dragón: una cuenta suiza complica más a Pan American Energy

En las últimas semanas se detectaron movimientos sospechosos de una cuenta del ex funcionario K Santiago Walter Carradori que recibió cientos de miles de dólares por parte de Pribont, vinculada a Pan American Energy (PAE)