Sociedad

Crimen de las turistas en Ecuador: un detenido dijo que confesó por presión policial

Se trata de Alberto Segundo Mina Ponce, quien ahora se declaró inocente. Según su familia, el guardia barrial apuntó contra "dos colombianos a los que en diciembre les decomisó droga"

turistas_argentinas_crimen_colombia_asesinato

Ahora, Alberto Segundo Mina Ponce, el guardia barrial que había confesado ser el autor del asesinato de las mochileras María José Coni y María Menegazzo, le aseguró a su familia que es inocente y que fue presionado por la policía en el momento de su detención.

La nueva declaración aviva las sospechas sobre la investigación realizada por la Justicia colombiana.

LEA MÁS  Mandatos eternos: los diez sindicalistas con más años en el poder

“Nosotros hablamos con él y nos confirma, como nosotros ya sabíamos, que es inocente porque no mató a las chicas. Cuando lo detuvieron, los policías le dijeron ´tu fuiste, tu fuiste´”, relató Tania, una de las hermanas del detenido. La familiar de Ponce argumentó a Télamque “esa presión le hizo confesar algo que no hizo”.

LEA MÁS  Las mejores fotos del "verdurazo" en Plaza de Mayo

tortuguita_crimen

Además, hubo otro punto relevante del giro en su declaración: el guardia barrial apuntó contra “dos colombianos que en diciembre pasado les decomisó droga”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Sorpresa: Movimiento Evita contó a quién apoyará en las próximas elecciones

El encargado de dar a conocer la postura del espacio político fue Fernando “Chino” Navarro, quien en el último tiempo había hecho públicas sus críticas a Cristina Fernández de Kirchner

movimiento-evita-persico-chino-navarro http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/movimiento-evita-persico-chino-navarro.jpg

Video: el chiste hot de Mauricio Macri en pleno acto

mauricio-macri http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/mauricio-macri.jpg

En medio de un acto público, el presidente contó este martes que el Estado debió bloquear sitios pornográficos en hogares de ancianos porque “estaban batiendo récords” y los abuelos “estaban como locos”