Política

Denuncian que el General Milani, junto a miembros del Ejército, ejecuta un plan desestabilizador a Macri

La actual cúpula de la fuerza quedó conformada sobre todo por ingenieros y oficiales de inteligencia, las dos fuerzas que Milani moldeó a su gusto

milani-rossi

La denuncia radica en que el ex Teniente General César Milani continuaría manipulando los hilos detrás del actual Jefe del Estado Mayor del Ejército, Diego Luis Suñer, un antiguo incondicional de aquél.

Con este panorama por delante, tal como lo expresa el diario digital Informador Público, nadie en el Ministerio de Defensa parece poder dar explicaciones de que cómo se está desarrollando el programa ciberdefensa, o sea, el que lleva adelante las hipótesis de guerra informática. Las sospechas apuntan a que Milani sigue controlando ciberdefensa a los efectos de realizar operaciones de espionaje para preparar el terreno para un estallido social.

Informador Público también denuncia que el Director de Inteligencia José Eduardo Arce continuaría aún reportándose a Milani. A cuatro meses de asumir, el gobierno continuaría sin detectar dónde están, quién está usando y para qué las dos camionetas Toyota que Milani le entregó a cada destacamento de inteligencia, dotándolas de un equipamiento tecnológico que cuesta aproximadamente 6 millones de dólares cada una.

Las pesquisas del gobierno para completar un cuadro de esta inquietante situación no fueron hasta ahora demasiado lejos. A fines del año pasado, en pleno proceso de traspaso del poder, Suñer se desempeñaba como Director General de Administración y Finanzas. Curiosamente, se produjo entonces un incendio en el quinto piso del Estado Mayor, sede de esa área, y en el mismo se perdieron hasta los archivos informáticos que contenían la aplicación del presupuesto a determinados programas de inteligencia. O sea que no quedaron pruebas de nada.

El incendio, del que poco o nada se dijo, habría sido parte del plan de Milani para borrar los rastros de su estrategia.

El medio afirma además que contando con apoyos en la AFI (ex SIDE), el general de Cristina estaría ganando tiempo hasta que Macri sufra los efectos del ajuste y empiece a bajar en las encuestas. A partir de este punto de inflexión, el aparato de inteligencia clandestina empezaría a desarrollar acciones de sabotaje de servicios públicos, apoyando con su logística saqueos cuyos protagonistas serían grupos salidos del Movimiento Evita y Miles, dos de las organizaciones sociales que el macrismo continúa financiando a cambio de mantener la paz social.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión