Acuerdo YPF-Chevron

Renunció la jueza que debía dar a conocer las cláusulas secretas entre YPF y Chevron

Luego de cumplido el plazo que otorgó la Corte Suprema para presentar las cláusulas del acuerdo, la empresa entregó solo una parte y la magistrada, con el texto en su poder, decidió dejar el cargo

ypf chevron

El acuerdo YPF- Chevron sigue generando consecuencias. En menos de una semana renunciaron Miguel Galuccio, presidente y CEO de la petrolera estatal, y María Cristina Carrión de Lorenzo, jueza a cargo de la causa. Además, se conocieron las declaraciones de Laura Alonso, que pasó de criticar ferozmente las cláusulas de confidencialidad a avalarlas desde la Oficina Anticorrupción.

“Esto es un cuestionamiento gravísimo a la autoridad de la Corte Suprema. Vamos a denunciar a la jueza Carrion de Lorenzo ante el Consejo de la Magistratura si no cumple con el fallo de Corte”, aseguró a Perfil el senador nacional Fernando ‘Pino Solanas’, quien reclamó “la renuncia de Laura Alonso”, y amenazó con “pedir el secuestro del contrato” si no es publicado antes del lunes.

renuncia jueza

El 23 de febrero de 2016 era el plazo límite para que YPF entregara a la jueza María Cristina Carrión el contrato completo con la empresa Chevron para la explotación del yacimiento Loma Campana, en Vaca Muerta, incluidas las cláusulas que la empresa consideraba “confidenciales”, según dictaminó la Corte Suprema en noviembre del año pasado.

Sin embargo, el plazo se cumplió hace 20 días y la jueza, que recibió una parte del contrato de parte de YPF, no lo hizo público. Solo presentó su renuncia, que se hará efectiva recién en mayo.

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión