La pelea con los holdouts

Kicillof rechazó acuerdo con holdouts: “No nos cavemos la propia fosa”

Durante el debate previo a la firma del dictamen en relación al proyecto del Poder Ejecutivo, el ex ministro de Economía denunció que "quieren extorsionar al Congreso para votar ahora"

kicillof axel

El diputado kirchnerista y ex ministro de Economía Axel Kicillof rechazó hoy el acuerdo con los holdouts propuesto por el Gobierno al Congreso y exhortó a que “no nos cavemos la propia fosa; se puede arreglar con los buitres con equidad”. 

Kicillof, durante el debate previo a la firma del dictamen en relación al proyecto del Poder Ejecutivo en una reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas de la Cámara Baja, marcó que “no podemos aceptar estas condiciones en el acuerdo con (Paul) Singer” porque “son condiciones demasiadas duras cuando es el propio Singer el que extendió un conflicto que está solucionado en un 93 por ciento”.

LEA MÁS  El Gobierno y cuáles son las claves económicas en discusión

“Nos hacen votar a ciegas. Los acuerdos se firmaron a las apuradas y no se consiguió prácticamente ningún descuento”, señaló.

A su vez, el ex ministro y el diputado Marcos Lavagna del Frente Renovador reclamaron que se incluya una cláusula que diga que los bonistas que entraron en los canjes de la deuda 2005 y 2010 no podrán reclamar el mismo trato que se le dará a los actual acuerdo.

LEA MÁS  Oportunidad para pequeños inversores: fondos en pesos y en dólares
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Revelan la ruta del dinero del fallecido ex secretario privado de Néstor Kirchner

Carolina Pochetti, su viuda, le habría transferido a su familia política por los menos 10 millones de dólares sobre un patrimonio total de 65 millones de dólares

muñoz http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/muoz.jpg

Santa Cruz en llamas: Alicia Kirchner con huelga general y más endeudamiento

santa http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/santa.jpg

Para apaciguar la crisis, la principal apuesta de la cuñada de la gobernadora es la colocación de un bono de 350 millones de dólares destinado a cubrir gastos corrientes