Sociedad

Incineraron a su padre y a los pocos días apareció con vida

Un hombre fue dado por muerto por su familia, quienes decidieron incinerarlo y llevarse las cenizas a su casa. Sin embargo, luego apareció deambulando por la calle

estaba vivo

Miguel Ángel Gomar Luna tiene 74 años y había desaparecido del hogar en el que estaba internado por su adicción al alcohol en Ciudad Juárez, México. 

Pasadas unas semanas, y después de una búsqueda, la Fiscalía se puso en contacto con la familia. Desde el lugar les informaron que habían encontrado un cuerpo en un estado de descomposición avanzado y les solicitaron el reconocimiento del mismo. “Nos mostraron una serie fotográfica y yo no creía, fueron mis hijos y un yerno y ellos tampoco estaban convencidos, sí había parecido, pero no estábamos seguros, nos dijeron que nos iban a hacer el ADN y al final no nos hicieron nada”, contó su hija.

La familia dice que les indicaron que si no reconocían el cuerpo, el Ministerio Público iba a informar igualmente la identificación del cadáver como Miguel Ángel Gomar Luna, pero con la negativa de la familia a reclamar el cuerpo.

Por eso, los hijos de Gomar aceptaron “su muerto”, se procedió a la incineración del cuerpo y se llevaron las cenizas a su casa.

La sorpresa llegó dos meses después de la desaparición. El pasado 24 de febrero se le informó a la familia del hombre que este estaba vivo, deambulando por la calle.

Ahora la familia tiene un problema legal por delante, ya que deben devolver la identidad legal al cuerpo que incineraron erróneamente. “Gracias a Dios mi padre está con nosotros. Ahora queremos saber quién es la persona que cremamos y que tenemos en la sala”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO