Corte Suprema

Por la interna del peronismo, vetarían a un candidato para la Corte

Rosatti seguiría en pie en su camino a la Corte Suprema. Por su parte, Rosenkrantz quedó en la mira por las diferencias del peronismo ortodoxo y el kirchnerismo

Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti

Uno de los dos candidatos del Gobierno a ocupar la Corte Suprema de Justicia podría terminar con su pliego rechazado como consecuencia de las fuertes divisiones internas que atraviesan al bloque del Frente para la Victoria (FPV) entre el PJ tradicional y el kirchenrismo.

Las dudas más fuertes se centran en la figura del jurista Carlos Rosenkrantz, a quien todavía le resta defender su nominación ante la Comisión de Acuerdos de la Cámara alta (la audiencia será el próximo jueves) y que es quien más resistencia genera al interior del FPV.

La “causa” que podría costarle su designación a Rosenkrantz sería la falta de una política de género para la Corte de parte del gobierno de Mauricio Macri.

Click Aqui
Ese es el motivo que viene agitando el kirchnerismo ortodoxo con el objetivo de encontrar eco en varios legisladores, no sólo mujeres, y que les permitiría disimular algo que es un secreto a voces en el Senado, que ya tienen decidido votar en contra de los dos postulantes. En el caso de Rosenkrantz, por su pasado como abogado del Grupo Clarín.

Horacio Rosatti también será rechazado por el “cristinismo”, pero al constitucionalista santafecino le permitiría pasar el filtro del Senado su condición de hombre de indudable pertenencia al PJ, lo cual limitaría el número de votos en contra.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri se reunirá con Rajoy para pedirle que sea el puente con la Unión Europea

El objetivo del Gobierno es que el país vuelva a exportar en 2017 al mercado comunitario. La visita de Estado a España servirá para acelerar los tiempos

macri rajoy http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-rajoy.jpg

Sorpresa: Larreta confirmó cuanto costará la nueva autopista Illia y que hará con la vieja

nueva illia http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/nueva-illia-1.jpg

La reforma, que plantea hacer de la nueva autopista un jardín como el High Line neoyorquino, estará lista en 2018 y costará 1700 millones de pesos