Política

Cables secretos de los Estados Unidos desnudan su vínculo con Videla

El periodista Ceferino Reato publicó una serie de cables del gobierno de los Estados Unidos que revelan su apoyo al dictador argentino, y el cambio en la relación a partir de la asunción de Carter en el país del Norte

videla

Los Estados Unidos apoyaron desde un primer momento la llegada de la sangrienta dictadura militar a la Argentina. Esto se desprende de una serie de cables secretos donde el embajador del país norteamericano en Argentina expone la relación que mantenía con la cúpula militar local.

En la previa al golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, el embajador de los Estados Unidos en Argentina Robert Hill, envió un claro mensaje a su país, adelantando lo que finalmente ocurriría: en el cable secreto número 6087 aseguró que “hay un vacío de poder en el centro y no será ella (Isabelita) quien lo llene”.

Cuando comenzaron a multiplicarse los abusos a los derechos humanos perpetrados por la dictadura militar, el embajador envió una petición al por entonces presidente de los Estados Unidos, Henry Kissinger, para expresar su preocupación al gobierno argentino por la situación que vivían muchos militantes. Sin embargo, la respuesta nunca llegó, según recuerda el periodista Ceferino Reato, en un columna publicada en Infobae.

Ante el silencio de Kissinger, Hill decidió actuar por  cuenta propia. De esta manera, el 21 de septiembre de 1976 Videla recibió a Hill durante una hora y media. Tras la reunión, el embajador despachó a su gobierno el cable secreto número 6276, donde informaba que le advirtió a Videla que el Congreso estadounidense prohibía la ayuda a gobiernos que violaban los derechos humanos. Videla no se mostró muy preocupado y destacó el respaldo de Kissinger. “Él entendió nuestro problema”, enfatizó el dictador.

Luego, con la llegada del presidente Jimmy Carter en enero de 1977, la relación bilateral cambió drásticamente. Según Videla, “Carter asumió con la bandera de los derechos humanos contra la Unión Soviética y sus satélites, pero en el patio trasero de Estados Unidos también estaban ocurriendo cosas y yo comprendo que él no podía hacerse el zonzo”.

En 1979, a Videla no le quedó más remedio que recibir a una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): “Esa visita no se debió tanto a Carter sino a la presión de gente como Patricia Derian, que jorobaba tanto”. Derian era la subsecretaria de Derechos Humanos de Estados Unidos. El informe de la CIDH fue un duro golpe para la dictadura.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ganancias: Gobierno tiene un plan para obligar a negociar a Massa

Desde el oficialismo amenazan con una sesión escandalosa en la cual se rechazarían todos los proyectos de la oposición que tratan el tema de Ganancias

Video: mirá el calamitoso estado en el que Cristina entregó la Casa Rosada

Un video que se hizo viral en Youtube muestra la Casa de Gobierno por dentro en Enero de 2016; azulejos rotos, techos con humedad y cables pelados, entre otras cosas