Policiales

Increíble raid delictivo: seis ladrones tomaron una ciudad santafesina

En Bernardo de Irigoyen, un grupo comando robó la comisaría, el banco, la comuna, el correo y un juzgado; uno de ellos fue abatido y otro detenido, mientras que los demás se encuentran prófugos

Auto-2-coronda-Juan-Eduardo-Volkart.jpg_973718260

Al menos seis delincuentes se apoderaron de la ciudad de Bernardo de Irigoyen, en Santa Fe y a 82 kilómetros de la capital, donde en tan sólo 10 minutos robaron tesoros del banco y de la comuna, el Juzgado Comunitario, la comisaría y el Correo Argentino. Como resultado, uno de los ladrones murió y otro pudo ser detenido. 

Todo comenzó a las 9:30 cuando dos de ellos lograron reducir a los policías de guardia de la comisaría, los encerraron en los calabozos y se llevaron las armas. De ahí se trasladaron a la sede del municipio, donde Alejandra Sánchez, una de las contadoras que presenció el hecho, declaró a Cadena 3: “Estamos con el nerviosismo total por lo que hemos pasado de repente. Esta gente vino a punta de arma, redujeron a todos, pidieron las llaves de la caja fuerte. Me apuntaban mientras les abría las cajas. Como somos comuna y no manejamos dinero en cantidad, se llevaron lo de las cajas chicas”.

Luego de llevarse aproximadamente 80 mil pesos de la comuna, le pegaron un culatazo al intendente Jorge Raúl Carcavilla y de ahí partieron al Banco de Santa Fe: “Entraron muy rápidamente con armas en la mano. Al menos dos tenían chalecos que decían ‘Policía’. Estaban a cara descubierta. Había tres o cuatro clientes que los hicieron tirar boca abajo, me apuntaron con un arma y me pidieron que abra el tesoro. Todo el tiempo pedían más plata”, contó un cajero al canal TN.

Otros delincuentes fueron a la sede del Correo Argentino ya que había jubilados esperando para cobrar, pero como el camión de caudales con 1 millón de pesos todavía no había llegado, redujeron a los ancianos para robarles sus pertenencias.

Para culminar este increíble raid delictivo, se dirigieron al Juzgado Comunitario, donde el magistrado Raúl Bonancea relató lo sucedido a una radio rosarina: Se llevaron mi billetera y me dijeron ‘somos de Villa María, Córdoba, con vos no hay nada’ y me encerraron en el baño”.

Los asaltantes escaparon en dos autos, pero uno de ellos, un Peugeot 206 gris metalizado, fue interceptado en la Ruta 11, a la altura de Coronda. El vehículo volcó y ahí se produjo un tiroteo con la policía que dejó como saldo un ladrón detenido y otro herido de cuatro disparos que luego murió en un hospital de la localidad de Cullen.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados