Política

La pareja de Aníbal F. consiguió un puesto en el Senado: cobrará 60.000 pesos

Silvina Zabala, ex subsecretaria general de la Presidencia, fue designada en la planta transitoria de la Prosecretaría Administrativa

Anibal Fernandez y Silvina Zabala

Silvina Zabala, la pareja de Aníbal Fernández, consiguió un empleo en la Cámara Alta, ya que fue designada en planta transitoria en la Prosecretaría Administrativa, con la categoría A-1, la más alta para un puesto de asesor, con un sueldo bruto aproximado de $ 60.000. 

De acuerdo a la resolución a la que accedió el diario Clarín, Silvina Elena Zabala fue nombrada “con destino a la Prosecretaría Administrativa (…) a partir del 11 de diciembre de 2015”.

Anteriormente, Zabala fue subsecretaria general de la Presidencia cuando Fernández era secretario general. A fines del año pasado, cuando estaba por quedarse sin un cargo público, consiguió el puesto en la Prosecretaría que está a cargo de Mario Daniele, hombre de confianza del jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto.

Pero no fue el único que intentó asegurarse un puesto luego de terminado el mandato de Cristina, ya que Julián Domínguez tras concluir su etapa de diputado, ue designado asesor por el senador Omar Perotti y con el salario más alto, aunque fue dado de baja un mes después por el propio Perotti.

Por su parte, el diario La Nación reveló que los ministros Andrés Ibarra (Modernización), Jorge Triaca (Trabajo), Gustavo Santos (Turismo) y Oscar Aguad (Comunicaciones), y otros funcionarios macristas consiguieron designaciones en diferentes dependencias oficiales para su círculo íntimo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición