La pelea con los holdouts

Otro avance en litigio con holdouts: el juez Griesa levantó el bloqueo a la Argentina

El magistrado dejó sin efecto todas las sentencias por el juicio pari passu. Pero bajo condiciones: la derogación de la ley Cerrojo y la de Pago Soberano

griesa

El juez federal de Nueva York Thomas Griesa levantó hoy, aunque bajo algunas condiciones, sus medidas contra Argentina en el litigio por bonos en default desde 2001, dos días después de un acuerdo del país para pagar a los fondos especulativos más duros. Se trata de un cese de efectos de las sentencias del juicio ‘pari passau’, o tratamiento equitativo a favor de esos fondos, contra Argentina. 

LEA MÁS  Precio del dólar bajo presión: el Tesoro todavía tiene casi u$s 10.700 millones para lanzar

“Las circunstancias han cambiado tan significativamente como para volver las órdenes injustas y en detrimento del interés público”, indicó el juez, poniendo como condiciones que el país derogue sus leyes que impiden un acuerdo con los fondos y que pague a los acreedores que hayan aceptado su oferta hasta el 29 de febrero.

Griesa tomó su decisión tras una audiencia el martes en los tribunales de Manhattan en que escuchó la opinión de todas las partes sobre la moción presentada por Argentina con el objetivo de facilitar que el país avance en su oferta dirigida a poner fin al multimillonario juicio.

LEA MÁS  Buen paso: provincias y Nación acuerdan plan para reducir el gasto

Tanto los fondos NML Capital y Aurelius, que llegaron el lunes a un preacuerdo con Argentina para cobrar 4.653 millones de dólares, como otros querellantes que aún no alcanzaron un compromiso, habían pedido al juez que otorgase un plazo adicional de 30 días para que continuasen las negociaciones, lo que les fue denegado.

LEA MÁS  Acuerdo del Banco Central y el Tesoro para hacer subir el dólar

La orden de Griesa, que también exige a Argentina notificar sus pagos, no entrará en vigencia hasta dentro de dos semanas, según una resolución de la Cámara de Apelaciones de Nueva York para permitir que aquellos querellantes que quieran apelar puedan hacerlo en plazo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO