Sociedad

Una mujer logró bajar 60 kilos y ahora muestra sus estrías con orgullo

Se trata de Conner Rensch, una modelo que pesaba 120 kilos y que ahora no se reprime a la hora de mostrar sus marcas en la piel

mujer con estrias

Conner Rensch disfruta de la vida y vive sin complejos. La mujer es una joven modelo que pesaba 120 kilos y tiene en su piel las marcas como consecuencia de haber perdido la mitad de su peso. Lejos de ocultar sus estrías, ella elige mostrarlas, orgullosa, en su cuenta de Instagram.

mujer con estrias1

Este fue el cambio que sufrió Conner, y gracias a esto ganó el premio de Transformación en el World Beauty Fitness and Fashion National. Todo empezó a los 18 años, cuando decidió ponerse en manos de un nutricionista para que le ayudara a bajar. Consiguió sacarse de encima 60 kilos, pero no pudo evitar que aparecieran en su piel las marcas de este cambio radical: las estrías.

LEA MÁS  Fueron a comprar pizza y tuvieron relaciones sexuales en el mostrador

Conner es ahora una modelo de bikinis muy conocida en Nebraska (EEUU), ya que no tiene reparos en mostrar estas marcas de la piel: ”Son de una mujer real, porque todas tenemos y no importa sexo o peso, son marcas de vida”, justifica.

Su caso se convirtió en un verdadero ejemplo para las mujeres que quieren cuidarse y llevar una vida sana. Ella explica que consigue mantenerse gracias a una alimentación equilibrada y levantando pesas. Ahora da charlas y conferencias y aconseja a aquellas mujeres que necesiten asesoramiento.

LEA MÁS  Baradel habla de "reconstruir la confianza", pero apunta contra Vidal
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Más causas: AFIP investiga a Milagro Sala por una multimillonaria evasión

La Tupac Amaru se habría “apropiado” de esos recursos que debían asignarse en la construcción de unas 1.800 viviendas del Programa de Integración Sociocomunitaria

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/sala-1.jpg

Análisis de los motivos que tiene Cristina y sus aliados para que caiga Macri

http://www.nexofin.com/archivos/2017/03/poli-10.jpg

Mientras define su destino judicial, la ex presidenta trabaja a tiempo completo para debilitar al actual mandatario y sacarlo de la cancha