Política

Un masajista reclama $ 80 mil de deuda a la gestión kirchnerista

Una comisión revisora creada por la nueva gestión de Santa Cruz reveló que un hombre había sido contratado durante la administración de Raúl Cantín para desempeñar “tareas varias”. También salió a la luz que se utilizaron 78 líneas de celulares para siete concejales

raul cantin

La nueva gestión radical de Río Gallegos creó una comisión revisora que descubrió varias irregularidades, una de ellas es la de un masajista que reclama  $ 80 mil por sus tareas. 

El fisioterapeuta se presentó la semana pasada en el Municipio actualmente conducido por Roberto Giubetich para exigir el pago por tareas no especificadas al mandato anterior. El ex intendente, Raúl Cantín, lo había nombrado en la secretaría de Gobierno bajo la denominación de “tareas varias” y tenía un sueldo mensual de $ 9.900 según consta en las planillas, que cobraba como monotributista.

LEA MÁS  Desde el Gobierno niegan estar buscando "reducir o achicar" el apoyo del Estado

En medio de una crisis en el distrito, el funcionario renunció antes de finalizar su mandato. Su sucesor, actual funcionario de Alicia Kirchner,  Pablo Grasso, en ese momento no revisó esa situación y la persona continuó nombrada. Inclusive,  el Tribunal de Cuentas de la Provincia, preguntó acerca del nombramiento y no obtuvo respuesta.

LEA MÁS  Candidaturas en Cambiemos: cuál fue la respuesta de Michetti a Carrió

Pero no fue el único que reclamó pagos, ya que un pintor exige a la intendencia el pago de $ 751 mil por pintar el Concejo Deliberante, cuando según el ex intendente interino esto se había realizado con la colaboración de militantes.

Otra irregularidad fue que en el Concejo Deliberante que presidía Grasso se registraron 78 líneas de celulares para siete concejales y su personal. Las cuentas telefónicas llegaron a superar durante la campaña los $ 3.500 promedio por línea por mes. La nueva gestión decidió dar de baja 61 de las líneas, según informa Clarín.

En total, la gestión anterior dejó una deuda de siete millones de pesos  en el Concejo Deliberante entre pasajes aéreos, publicidad, el alquiler de más de quince meses del edificio y de fotocopiadoras.
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO