Televisión

La confesión política de Pamela David, en un cruce con Novaresio

La conductora dialogaba con el periodista Luis Novaresio, quien destacó la frialdad del Papa Francisco al recibir a Mauricio Macri, cuando reconoció: "Quiero hablar de que nos está acercando al mundo, me honra, me encanta"

pamela-david1

La conductora estuvo en el centro de los medios en la última semana, por sus palabras críticas hacia el Papa Francisco, luego que este último enviara un rosario bendecido a la líder de la Tupac Amaru detenida, por presunta asociación ilícita.

Esta mañana, cuando dialogaban sobre actualidad política, la conductora de Desayuno Americano prefirió no hablar del frío recibimiento que le brindó el Papa Francisco al presidente, Mauricio Macri, en su encuentro del fin de semana.

“Tenemos un presidente que viaja por el mundo, que nos está enlazando, que nos está volviendo a acercar a los negocios con el extranjero. El mundo nos mira de otra manera. De eso quiero hablar, de lo que hizo nuestro Presidente, que me honra, me encanta”, confesó David.

“Pero mire la cara del Papa”, insistió el periodista Novaresio.

Pamela David siguió: “No sé, la verdad, quiero hablar de lo que logró Mauricio Macri en Italia. Usted quería que yo me enojara con el Papa. ¿Y sabe qué? Mauricio no tenía de qué confesarse, por eso hizo rapidito”.

Sin embargo, Novaresio volvió a poner el dedo en la llaga y señaló: “Yo comparto con Mauro, el gesto, la cara que puso, está actuado. Mirá esa cara, Pamela. Explicame esa cara”.

“No me estaría interesando. Disculpeme Novaresio. Pero quiero halar de cosas importantes, de las relaciones internacionales, de cómo nos mira el mundo”, respondió David.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Para Camaño, el problema con Sala es culpa del Gobierno, pero “eso no quiere decir que tenga que ser liberada”

La diputada massista opinó que “ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática”

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017