Argentinos en el mundo

“Me mataron en vida”: el lamento de la madre de una de las mendocinas asesinadas

"María José era un sol, Dios me regaló cinco soles (por sus hijos) y me sacó uno", expresó la madre de Marina Menegazzo, quien esta mañana se disponía a viajar a Ecuador

marina-menegazzo

Gladys Steffani, madre de María José Coni, una de las jóvenes mendocinas asesinadas en Ecuador, sostuvo hoy tras el crimen de su hija la “mataron en vida” y reclamó justicia por el hecho.

“María José era un sol, Dios me regaló cinco soles (por sus hijos) y me sacó uno”, expresó la mujer, quien esta mañana se disponía a viajar a Ecuador. Marina Menegazzo, de 21 años, y su amiga María José Coni, de 22, fueron halladas encontradas ayer asesinadas a golpes en la zona del balneario ecuatoriano de Montañita, donde se encontraban de vacaciones.

“Ahora pido que nos ayuden a esclarecer el caso, la vida de mi hija no me la van a devolver, pero quiero ver las caras a las basuras y porquerías que no merecen vivir por haber hecho una cosa como esta. Me mataron en vida”, enfatizó la mujer en diálogo con el canal Todo Noticias (TN).

Steffani relató que Menegazzo y Coni “eran amigas desde hace mucho tiempo” y “trabajaban en una fundación que ayudaba a la gente en condición de calle”.

El viaje a Ecuador de las jóvenes estaba enmarcado en un periplo que había empezado el pasado de 10 de enero por Chile, especificó la mamá de Coni. Las chicas estaban desaparecidas desde el lunes pasado y ayer sus cadáveres fueron encontrados. Por el doble homicidio hay dos hombres detenidos y se realizaron pericias en una casa.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas