Macri con el papa Francisco

Francisco y Macri: una relación con tensiones y diferencias en temas sensibles

Tienen una agenda en común como la pobreza cero y la lucha contra el narcotráfico, pero también cuestiones en las que no concuerdan hace tiempo

macri-con-el-papa

“Francisco quiso marcar distancias con el nuevo gobierno. Y él sabe muy bien cómo hacerlo”. La sentencia que más le duele al macrismo es pronunciada por un peronista que conoce a Jorge Bergoglio desde hace varias décadas. “El Papa está preocupado por las noticias que le llegan desde la Argentina. Le inquieta lo que escucha. Sobre todo, el posible regreso de la represión a las protestas sociales. Se alarma con la idea de ver violencia y sangre en las calles de nuestro país”, completó el hombre que en los últimos años compartió varias tertulias privadas en el Vaticano.

Durante los años en los que convivieron en Buenos Aires, sus roles de arzobispo y jefe de gobierno se enfrentaron en más de una oportunidad. Tal vez el roce más recordado fue el desencanto de la iglesia ante el sutil aval de Macri a la ley de matrimonio igualitario.

A fines de 2009, el líder del Pro decidió no apelar un fallo judicial que habilitó el casamiento de la pareja conformada por Alex Freyre y José María Di Bello y eso causó un fuerte revuelo en la Iglesia. Días después, Macri y Bergoglio mantuvieron una reunión en la que buscaban reconciliar posiciones, pero nada de eso ocurrió.

La tensión entre ambos volvió a sentirse en septiembre de 2012, cuando el gobierno porteño decidió reglamentar el protocolo habilitante para los abortos no punibles en el ámbito de la Ciudad. Otro tema sensible para el cardenal. Fue Jaime Durán Barba, el consultor estrella de Macri, el que dijo “si una señora quiere abortar, que aborte”.

Aunque en la Santa Sede sostienen que fue muy bien recibido Rogelio Pfirter, el diplomático de carrera que envió Macri a la embajada argentina en el Vaticano, reconocen que esperaban un gesto más cálido desde la Argentina. Algo que fuera más allá de la relación meramente “institucional” propuesta por la canciller Susana Malcorra.

La relación todavía está en construcción. De hecho, durante la primea semana del nuevo gobierno se habló sobre la actitud papal. Francisco no llamó a Macri cuando asumió el poder y en el Vaticano se apuraron a aclarar que, por cuestiones de protocolo, ningún jefe de estado recibía saludos de sumo pontífice.

A pesar de que algunos autoproclamados voceros de Bergoglio juran y perjuran que la entrega del rosario bendecido que llegó desde Roma para Milagro Sala, no buscaba defender a la líder de Tupac Amaru lo cierto es que desde la Santa Sede se observa con mucha atención la detención de la militante kirchnerista jujeña. Un tema que también suma tensión a la relación del papa Francisco con el presidente de los argentinos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión