Política

Desde Roma, Urtubey calificó de “residual” al kirchnerismo

El gobernador de Salta intentó despegar al peronismo del partido formado por Néstor Kirchner: "Es gente que todavía no asume que han dejado de ser gobierno"

DYN15.JPG

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, afirmó hoy que el kirchnerismo es un sector “residual” dentro del justicialismo, y le endilgó que busca “destruir al Gobierno y que a la Argentina le vaya lo peor posible”.

Además, consideró que si Juan Domingo Perón viviera “no existiría el kirchnerismo, seríamos todos peronistas”. 

El del Frente para la Victoria es “un sector residual dentro del peronismo, que sostiene posiciones altamente ideologizadas, una mirada que no entiende lo que pasó con la realidad en la Argentina, con la gente”, sostuvo, en declaraciones a radio Mitre desde Roma, adonde viajó con el presidente Mauricio Macri para visitar mañana al papa Francisco.

El gobernador salteño criticó a los espacios del PJ que sostienen la “clásica dialéctica de que hay que destruir al Gobierno y que a la Argentina le vaya lo peor posible”, y cuando le preguntaron si hablaba del kirchnerismo, respondió: “Definitivamente sí, es gente que todavía no asume que han dejado de ser gobierno”.

En cambio, “la gran mayoría de los dirigentes del peronismo queremos marcar un punto de inflexión, una especie de ‘up grade’ en la cultura política argentina. Queremos ser opositores que trabajan para que le vaya bien al Gobierno, y dentro de cuatro años vamos a plantear una alternativa superadora al actual Gobierno. Es la mirada de la mayoría de los peronistas”, aseguró.

DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas