Quita de subsidios

Comenzaron a llegar las facturas de luz con aumentos de hasta el 300%

El incremento será menor en proporción para quienes hayan pedido subsidios y para los usuarios que hayan reducido entre un 10% y un 20% su consumo respecto al mismo período del año anterior

2162836h765

Las primeras facturas de luz con aumentos de hasta más del 300% comenzaron a llegar a los hogares. En los casos en que los usuarios hayan reducido entre un 10% y 20% el consumo respecto al mismo período del año anterior, la suma será un tanto menor. 

Como referencia de las facturas del próximo bimestre, un usuario de Edenor que consuma  202 kWh al mes (es el 70% de la factura promedio de esa compañía) y tiene subsidio pagará $ 158 si no ahorra al menos 10% de su consumo, es decir, 507% más que los $ 26 que desembolsaba hasta ahora. Mientras que si reduce 10% su demanda sufrirá una suba de 392%, o un incremento de 307% si recorta hasta un 20%. Los incrementos para quienes hayan solicitado subsidio serán menores en proporción, alrededor del 55%.

Según informó La Nación, hasta la quita del subsidio la distorsión tarifaria entre Capital y las provincias superaba el 700% en algunos casos. La novedad es que en las facturas ya no figurará el cuadro comparativo con lo que cuesta la luz en las provincias y en los países limítrofes.

Otra diferencia es que se añadió una barra de consumo que muestra la   demanda del año pasado para el período siguiente del año en curso, para que de este modo el cliente tenga una idea del número sobre el que debe ahorrar entre 10% y 20% si quiere recibir el beneficio por su menor demanda.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”