Detrás de escena

Una joven en el subte D se hizo viral en Twitter por su tatuaje político

En las redes sociales se viralizó una imagen de una adolescente con un tatuaje del emblema femenino del peronismo; sin embargo, el contorno del cuello de Eva Perón se terminó transformando en un "meme" que explotó durante el fin de semana

tatuaje-subte-linea-d

Es cada vez más común encontrarse con tatuajes políticos en la vía pública: la politización de la sociedad argentina en los últimos años se vio reflejada en la piel de muchos ciudadanos que eligieron retratarse frases o figuras que representan su parecer ideológico. 

LEA MÁS  La pregunta que incomodó a Bullrich en la mesa de Mirtha

El año pasado, la diputada del Frente para la Victoria Juliana Di Tullio fue noticia al grabarse la frase “No fue magia” en la parte superior de su espalda, en honor a las palabras de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, este fin de semana, la foto de una joven en el subte terminó convirtiéndose en viral, luego que un usuario la posteara en Twitter y comparara su tatuaje de Eva Perón con la imagen de la política sostenida por dos patitas de pollo.

LEA MÁS  Otro que se va: Carlos Balbín dejará su cargo como procurador del Tesoro

La mala calidad del tatuaje, esta vez, terminó por imponerse al mensaje que cargaba. La “burla” terminó cosechando más de tres mil “retuits” por parte de los usuarios.

A pesar de ello, hubo decenas de otros usuarios de Twitter que mostraron su apoyo a la joven.

 

LEA MÁS  La ex presidenta salió de la residencia de la gobernadora y se refugió en su casa
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero