Bellezas

¿Nace una nueva botinera? Las fotos hot de la diosa de las medianoches de TyC Sports

"Me gustan el hombre muy seguro y con mucho huevo. Que tenga ganas de estar con una mujer con personalidad fuerte como yo. Me es indiferente la edad y el físico, me importa que tenga actitud", dijo Kate Rodríguez

La belleza exótica de Kate Rodríguez (26) no pasó desapercibida nunca, ni en su paso como integrante del staff de bailarinas de ShowMatch, ni al frente de Q Noticias en el canal Quiero Música. La caribeña, nacida en Panamá, es la nueva diosa de las medianoches de TyC Sports tras su incorporación a Tocala, el flamante ciclo del canal de deportes que conduce Martín Souto, junto a Nazareno Casero, Martín Arévalo y la participación especial de Iván Noble.

Obsesiva de mantener su esbelta y curvilinea figura, Kate s reveló los problemas que tuvo con sus padres, ambos sacerdotes protestantes, por haberse decidido a ser una bailarina famosa.

-¿Entendés algo de fútbol? ¿Sabés cuándo hay off-side, por ejemplo?
-No, no entiendo nada. Todos los maestros que me acompañan en Tocala me enseñan y explican mucho todos los días. Pero el fútbol no es tan fácil, no son 22 tipos corriendo detrás de una pelota. Es toda una cuestión de táctica y de técnica, hace falta una visión más minuciosa que todavía no manejo.

-¿Cuáles son tus ídolos deportivos de tu infancia en Panamá?
-Allá el deporte más popular es el beisbol y mis ídolos son Carlos Lee (jugador del Miami Marilins) y Mariano Rivera (New York Yankees). Los conocí personalmente cuando era adolescente, porque es un país muy pequeño (N de la R: son 3.864.000 habitantes) y los que nos dedicamos al arte y al deporte, nos conocemos.

-¿Conocés a los futbolistas?
-Sinceramente, no. Pero como estoy haciendo muchas notas en las canchas todos los días, los identifico porque les hago reportajes. Antes el productor me tira datos, como ‘ese se llama Sebastián y está mal de la pierna’. Entonces, yo voy a saludar a Sebastián y le pregunto cómo está de la pierna. Lo cierto es que no conozco a ninguno personalmente, los estoy conociendo ahora.

-¿Ya intentaron conocerte fuera del contexto periodístico?
-(Risas) No, es todo muy profesional. Hace dos semanas que empecé y estoy bien. Al menos por ahora, ja, ja. No quiero comprometer a nadie, prefiero decir que los futbolistas se están comportando muy bien, ja, ja… ¡Y yo también!

-Pero no me vas a negar que algún famoso habrá intentado conquistarte después de haberte visto como bailarina de ShowMatch
-Sí, pero no necesariamente tiene que ser futbolista, basquetbolista o actor. Al pasar tantas horas trabajando, no tengo tiempo para conocer una persona común y corriente.

-En 2014 dijiste que tenías una relación tensa con el resto de las bailarinas de ShowMatch. ¿Siguió igual esa situación?
-A ver. A mí me gusta estar sola y creo que es una cuestión de las mujeres estar en grupo, comer juntas, ir de compras y hacer todo juntas. A mí no, prefiero mil veces estar sola. De hecho, ahora me arreglo y voy a cenar a un restorán sola. Si quiero ver una película, voy al cine sola. No tengo la necesidad de estar con una compañera o compinche todo el tiempo. Creo que eso le cae mal a la gente, pero no me interesa. Igual, tengo personas de confianza acá, pero no tienen nada que ver con el medio.

-¿Tenés mascotas?
-Mirá qué curiosa tu pregunta, porque en terapia la psicóloga me dijo que estoy muy sola y que viera la posibilidad de comprarme un perrito para que me acompañe. Esta semana voy a ver si me compro un perrito chiquito para que me haga compañía y poder llevarlo a cada lugar que voy, porque paso mucho tiempo fuera de mi departamento.

-¿Qué te decidió a hacer terapia?
-Fue después del conflicto con las chicas de ShowMatch, me hizo mal. En terapia entendí que son cosas que pasan, que no me tengo que hacer problema y mantener mi personalidad tal cual soy. Mi problema con las chicas era que salían a comer y no iba porque no me interesaba, pero no por tener algo en contra de ellas, sino que después de 12 horas de grabación, lo último que quería hacer era comer con ellas. No quería verlas más por unos días.

-¿Cómo es tu relación a la distancia con tu familia?
-La verdad es que desde que me fui de Panamá, en estos 6 años no los vi ni hablé más hasta hace un mes, cuando pude ir a Panamá a reencontrarme con mi familia, hablar con mis papás y recomponer la relación. Eso me ahorró mucha terapia porque lloré, me reí, compartí mucho tiempo con ellos y tratamos de que, a pesar de la distancia, podamos tener una buena relación a partir de ahora. Por lo menos una relación normal.

-¿Cuál fue la causa de esa tensión?
-Yo me peleé porque mis papás son sacerdotes protestantes, y para ellos el tema del baile y la religión no van muy de la mano. Ellos pensaban que yo era una vergüenza para la familia. Puse tierra de por medio para que ellos no sintieran la vergüenza, pero igual tuvieron que enterarse de un montón de cosas que yo hice acá, de las cuales no me avergüenzo. Estoy muy orgullosa. Ahí fue cuando mi visión cambió, y a ellos mi exposición mediática no les gustó. Mi vuelta a Panamá fue muy loca porque había mucha tensión. Lo viví como si hubiese estado en coma seis años y después me desperté, porque llegué y me enteré de que tenía otra hermanita, Christell, de tres años. Fue un golpe psicológico muy fuerte, me sacudió la cabeza. Además encontré a mi otra hermana, Linette (25), casadísima, buscando un bebé

-Entonces, ¿tampoco tenías contacto con tus hermanos?
-No. Es por una cuestión religiosa, de bandos. Linette y Jonathan (18) creo que también se alejaron de mí, y se pusieron del lado de mis padres, por una cuestión de respeto de colaborar con la forma de pensar de mis papás. Igual, a partir de este viaje las cosas cambiaron. Llegué a Buenos Aires con un grupo de WhatsApp que se llama Familia Forever, ahí nos escribimos y hablamos. Eso sí, yo no hablo de trabajo ni ellos hablan de religión, así mantenemos una relación normal.

-¿Te arrepentís de algo?
-Para nada. Quizá me arrepienta de haber hecho algo que avergonzó a mis padres, nada más. Lo que peor le hizo a mi familia fue cuando se me vinculó con Luciano “El Tirri”, por la cuestión de que había una mujer al lado suyo y en los diarios de Panamá salía que Kate Rodríguez era la tercera en discordia. Allá salgo mucho en los periódicos de Panamá y en los programas de chimentos. Mis padres se pusieron mal más que nada por la inmoralidad, aunque no tenía nada que ver y no sabía cómo explicárselos. Ellos se sintieron tocados. Con el tema de las producciones de fotos con desnudos se les fue de las manos.

-¿Cuál es tu tipo de hombre?
-Necesito que sea bien hombre, muy seguro y con mucho huevo. Que tenga ganas de estar con una mujer con personalidad fuerte como yo, y que no se “achicopale” al lado mío. Me es indiferente la edad y el físico, me importa que tenga actitud, que me deje admirarlo. Sino, no hay posibilidad de que pase nada.

-Pero si te gusta tanto estar sola, ¿qué tipo de pareja tendrías?
-Hoy por hoy, algo más bien chill out, cada quien con su vida y vernos un par de veces a la semana. Si viene un romance relajado, puede ser. Si hay una química de otro ámbito, buenísimo. Ahora misma estoy enfocada en mi trabajo y no quiero enamorarme. Pero no soy partidaria de los touch and go. Al venir de una familia religiosa, imaginarán que soy súper tradicional, pero me relajo y pienso que tampoco tiene que suceder un amor para toda la vida.

-¿Te identificás con el cliché de la mujer caribeña fogosa y apasionada?
-Soy caribeña y escorpiana, creo que es una buena dosis. Creo que la mujer tiene el sex appeal, las ganas de estar siempre conquistando, eso me gusta. Tratar bien a los hombres, decirles cosas lindas, aunque a veces se toman en doble sentido cuando les digo “papi” de forma cariñosa. Eso sí, cuando me gusta un chico, no lo miro, no le hablo, lo ignoro y me convierto en una torpe total. Es muy difícil que se den cuenta de que alguien me gusta. La verdad es que soy muy complicada.

-¿Cuáles son los tres futbolistas argentinos más lindos?
-Ja, ja. Dejame pensar… Mauro Icardi, Kun Agüero y Fernando Gago, en ese orden. El más lindo es Icardi sin dudas, no entiendo por qué está con alguien como Wanda Nara.

-¿Por qué?
-Porque él es joven y muy lindo, y ella es una mujer que ya tenía tres hijos cuando empezó a salir con él. Pero si hay amor, que sean felices. Volviendo al tema de los futbolistas en general, noté que son muy disciplinados, amables y educados conmigo. Muy formales, digamos. Tendría que conocerlos en otro ámbito para dar una opinión más fundada. Me encantaría encontrarme con algún futbolista divertido, ¡por qué no!

-¿Y los músicos? ¿Te avanzaron muchos?
-Ja, ja. Conozco muchos artistas por mi conducción en Q Noticias, pero siempre fueron muy relajados conmigo. Igual, yo les hago las notas y se acabó. Total, las entradas al VIP las consigo por las invitaciones de prensa, no necesito que me lo ofrezcan, ja, ja. Me encontré con varios músicos en fiestas y eventos, pero no pasó nada con nadie. Aunque son picaflor, tienen mujeres a su disposición, pero por ahora no es mi caso.

-¿Llegaste a convivir con alguna pareja?
-No, con ninguna. Siempre viví sola. Me gusta estar sola, me encanta llegar a mi departamento y estar sola, mirar lo que se me da la gana y que nadie me controle. Me encanta la libertad.

-¿Te ves casada y con hijos a futuro?
-Por ahora, no. Estoy muy casada con mi carrera, con mi trabajo. Me sobra tiempo para dormir y seguir trabajando, nada más. Yo vine sola a este país desde joven, y al competir en el medio, me hice más solitaria todavía. No me pasa por la mente formar una familia, pero quizás es porque nunca me enamoré. Tal vez el amor me sorprenda y tenga otra visión.

Fuente: Ciudad.com

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Mauricio Macri trató de “impostor” a Massa y dijo que confía “en los gobernadores”

El presidente volvió a cuestionar que el diputado nacional haya sido uno de los impulsores del proyecto opositor de reforma del impuesto a las Ganancias

Tragedia del Chapecoense: detuvieron al hijo de uno de los dueños de LAMIA

Gustavo Vargas Villegas fue detenido en Bolivia por otorgarle a la compañía de su padre un permiso “indefinido” para la matrícula del avión