Samsung

Samsung presentó sus nuevos Galaxy S7 y S7 Edge

Las nuevas versiones de la compañía surcoreana son a prueba de agua y polvo (y hasta arena) y vuelven a incorporar la posibilidad de agregar memoria con tarjetas microSD

Galaxy S7 y S7 Edge

Samsung presentó este domingo, durante la Mobile World Congress de Barcelona, su séptima generación de la saga Galaxy S: dos celulares con prácticamente las mismas prestaciones, aunque en diferente tamaño.

Mientras que el S7 incorpora una pantalla de 5.1 pulgadas, el S7 Edge crece hasta las 5.5 pulgadas y tiene los bordes curvos. Dos estilos diferentes que apuntan a los clientes de alta gama.

Aunque son estéticamente muy parecidos a los anteriores S6 y S6 Edge (ambos poseen paneles súper Amoled con calidad QHD, metal y cristal por ambas caras, Gorilla Glass 4 y bordes redondeados), los nuevos modelos llegan con la certificación IP68, lo que significa que son resistentes al polvo y al agua.

LEA MÁS  Un celular que sorprende: así es el Samsung Galaxy S8

De hecho, podremos enterrarlos en la arena o sumergirlos hasta un metro de profundidad durante un tiempo máximo de treinta minutos sin que ningún componente interno resulte dañado. Samsung decidió además recuperar la posibilidad de ampliar la memoria del dispositivo con tarjetas MicroSD en una bandeja doble (en una única ranura), en la que podemos colocar tanto la tarjeta nano Sim como la de memoria externa.

Por dentro, tanto el S7 como el S7 Edge portan el poderoso procesador Exynos 890, un octacore con cuatro núcleos a 2.4 Ghz y otros cuatro a 1.6 Ghz desarrollado por la firma coreana y que cuenta con funciones avanzadas para limitar el consumo de batería al mismo tiempo que acelera y aumenta el rendimiento. Eso, junto a los 4 GB de memoria RAM, significa que nos encontramos, sin duda alguna, ante dos de los terminales más ágiles y potentes de este año.

LEA MÁS  Enfrentan un iPhone 7 Plus con un Galaxy S8 en la prueba de la caída

Mayor batería

En cuanto a batería se refiere, el S7 incorpora una de 3.000 miliamperios, mientras que el Galaxy S7 Edge, más grande, luce una algo mayor, de 3.600 miliamperios. El fabricante asegura que, en ambos casos, podremos estar entre trece y quince horas seguidas reproduciendo vídeos en calidad HD. O, con un uso más normal, pasarrnos dos dias completos sin necesidad de acercarnos a un enchufe.

LEA MÁS  El Samsung Galaxy S8 ya está en preventa en la Argentina

Los dos smartphones cuentan además con el sistema de carga rápida y ofrecen la posibilidad de limitar el consumo apagando algunas funciones no esenciales.

Tanto el S7 como el S7 Edge están equipados con la función «Always On» que permite que incluso con la pantalla apagada podamos ver, a nuestra elección, un reloj, el calendario, las notificaciones o un dibujo. A pesar de que el «display» está siempre encendido, prácticamente no consume batería ya que, a diferencia de la pantalla completa, el sistema solo enciende los píxeles necesarios para mostrar la opción que hayamos elegido.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero