Impuesto a las Ganancias

Impuesto a las Ganancias cada vez más regresivo: un esquema que no se ajusta desde la era Menem

Las escalas del tributo que debe pagarse al Estado no se actualizan desde 1999, lo que genera una discordancia entre lo que se gana y lo que se debe rendir, teniendo en cuenta la inflación de los últimos años

51d96ceeeefb1

El Impuesto a las Ganancias fue ajustado por última vez en el año 1999, durante el gobierno de Carlos Menem, y teniendo en cuenta la inflación producida desde la convertibilidad, estas escalas quedaron desactualizadas. 

Según la tabla del  artículo 90, la escala de tasas se incrementa a medida que sube el ingreso, desde el 9 hasta el 35 por ciento, pero casi nadie paga el piso del 9 por ciento y rápidamente se abona la alícuota máxima.

Sobre la base de los primeros 10.000 pesos de ganancia imponible anual se paga el 9 por ciento; por los siguientes 10.000 pesos, el 14 por ciento; por los otros 10.000, el 19 por ciento; a partir de allí, la escala sigue al 23% entre 30.000 y 60.000 pesos; al 27% hasta $ 90.000; hasta $ 120.000 el 31%, y desde ese monto, el 35 por ciento.

También se pensó en fijar una tasa del 40%, pero nunca se concretó la reforma. Lo cierto es que hoy en día existe una distorsión que, según explicó a La Nación el  director del Iaraf, Nadin Argañaraz, “si bien es recomendable el ajuste de los mínimos y deducciones para evitar que más trabajadores queden alcanzados por el impuesto, es de importancia fundamental el ajuste de los tramos de la escala de cálculo del impuesto”.

Por tal motivo,es necesaria una reforma integral de este impuesto y del sistema tributario. Los especialistas consideran que el tramo salarial de las escalas, teniendo en cuenta la inflación de todos estos años, debería multiplicarse por 15 respecto de su nivel actual.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Ganancias: los gobernadores, en pie de guerra contra el proyecto opositor

Sin importar los signos políticos ni simpatías con la Casa Rosada, los mandatarios provinciales salieron a defender sus cajas que se verían menguadas