Judiciales

“Mi Sangre” fracasó en un intento de apartar a los jueces de la Sala Dos de la Cámara Federal

Los abogados de López Londoño sostienen que el "juez natural" designado para el caso es el federal número 5, Norberto Oyarbide, perola Cámara decidió que el expediente se tramitara en el 2, de Sebastián Ramos

mi-sangre-londoño

El colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”, detenido desde hace más de tres años con fines de extradición a pedido de la justicia de Estados Unidos por narcotráfico, fracasó en un intento de apartar a los jueces de la Sala Dos de la Cámara Federal.

“Mi Sangre” recusó a los jueces Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun por “temor de parcialidad”, en relación con una decisión de la Cámara sobre qué juez deberá celebrar el juicio de extradición.

Según sostienen los abogados de López Londoño, el “juez natural” designado para el caso es el federal número cinco, Norberto Oyarbide, pero sin embargo la Cámara decidió que el expediente tramitara ante el número dos, que ocupa Sebastián Ramos.

Ante ello, una de las abogadas que patrocina a “Mi Sangre”, María Verónica Burgallo de Rutenberg, recusó al tribunal, pero el intento fue rechazado in límine (sin tratamiento) “por resultar manifiestamente improcedente”.

El tribunal recordó, además, que la defensa de López Londoño “ha efectuado múltiples presentaciones que han conllevado a sucesivas postergaciones de audiencia en lo que ya se ha convertido en un dilatado trámite de Cámara”.

La cuestión de “competencia”, es decir quién celebrará el juicio de extradición, está todavía sin definirse en la propia Cámara Federal, y tiene todavía por delante otras dos instancias de apelación, la Cámara Federal de Casación Penal y, finalmente, la Corte Suprema de Justicia.

Los abogados de López Londoño sostienen que está ilegalmente detenido en la Argentina, no sólo por el tiempo transcurrido -desde octubre de 2012- sino porque “no hay” causa penal en su contra en este país.

Fuente DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Vidal anunció aumento del 18% para estatales en 2017: se ajustará por inflación

Además, la gobernadora bonaerense reconoció que la paritaria que logró cerrar con los gremios estatales de la provincia “queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor” a 4,5% por trimestre