Confesiones famosos

La tremenda confesión de Enrique Pinti sobre su pasado

El actor brindó una riquísima entrevista con Chiche Gelblung donde habló de todo

f700x390-331007_370025_0

Enrique Pinti dejó sin palabras a Chiche Gelblung cuando fue invitado al programa del periodista en Canal 26. El prestigioso actor realizó una durísima confesión sobre su pasado: “De joven tomaba muchas anfetaminas”, en alusión al estimulante que puede disminuir el sueño y el apetito e incrementar la actividad física.

En una riquísima entrevista al humorista político, Pinti también se animó a hablar sobre el amor: “Nunca me enamoré, nunca sentí eso. Quizás haya sido por miedo o inmadurez. No estoy en condiciones de tener hijos”, sostuvo.

LEA MÁS  Imperdibles fotos de famosos retratados por Norman Seeff en la década del 70

Sobre política, Pinti reveló: “Voté a Stolbizer primero y después a Scioli, después justo me enfermé y no pude ir. Pero hubiera votado en blanco porque eran programas muy parecidos, uno venia de un lado el otro del otro”.

Y agregó: “Ya la vi está película. No es que no tenga esperanza, pero ya es una cuestión de la gente que tenga 40 años. Está el populismo que estatiza hasta los baños o sino un neoliberalismo que ajusta todo”.

LEA MÁS  Las mejores imágenes que dejó el show de Lady Gaga en el Super Bowl LI

Por último, el protagonista de su exitosa obra teatral Salsa Criolla. “Tenía mucho miedo de volver a repetirla, pero mi representante me convenció. Mi público me ha sido muy fiel”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri vuelve de España en un vuelo de Aerolíneas Argentinas

El presidente cerró su visita en España y volvió al país en un vuelo de línea de Aerolíneas Argentinas, el primero que toma desde que llegó a la Casa Rosada

macri http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-8.jpg

Declaran alerta roja por ola de calor en la Ciudad y el Gran Buenos Aires

DYN20.JPG http://www.nexofin.com/archivos/2015/02/dyn20-11.jpg

Es la máxima advertencia del Servicio Meteorológico Nacional, lo que significa que existe un riesgo “alto-extremo” sobre la mortalidad