Famosos en problemas

Más problemas para Pampita: La Denunciaron por no pagar en Punta del Este

La modelo habría contratado personal domestico en su estadía en Uruguay

f700x390-330809_369827_9

Marina Calabró comentó en Intrusos acerca de la denuncia contra Carolina Arbohain Pampita. Informa que esto se trata por falta de pago a quien cumplía con las tareas domesticas y el cuidado de sus hijos, Ana Laura Cisneros Cuadro, quien dice haber trabajado entre el 3 y el 28 de enero y no recibió el pago correspondiente: una suma adeudada que rondaría los 9300 dólares.

LEA MÁS  Esta artista convierte a los famosos en adorables personajes de dibujos

La empleada temporal de Pampita pidió una citación del Ministerio de Trabajo de Uruguay, pero no sólo reclama la suma impaga sino también otras cuestiones, ya que fue acusada de ladrona por la modelo. Calabró explica: “Esta señora, a través de su marido dijo que la acusaron de haber robado”, “Ella alega que la trataron de ladrona”.

LEA MÁS  Brancatelli se cruzó con una usuaria que lo trató de amarrete en Twitter

La abogada, Rosenfeld, agrega: “En Uruguay, la gente llega a Punta del Este, contrata personal de temporada, existe un régimen laboral terrible”, “La gente paga por desconocimiento”.

Calabró: “El reclamo tiene que ver con el salario impago, por el aguinaldo, el salario vacacional, las horas extras”, “Igualmente esto ya está en tribunales y hay una audiencia de conciliación”, explicó que la mujer también hace responsable a la empresa por incumplimiento y lo que llama la atención que sólo llego a un acuerdo contractual de palabra con la modelo.

LEA MÁS  Juan Di Natale estalló contra Ángel De Brito
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero