Tecnología Social

Ahora podés ayudar a salvar las ballenas mirando pornografía

Desde el 9 al 13 de febrero, hacele un favor a estos mamíferos en peligro de extinción y usá Pornhub para ver porno

censura porno

“Para cambiar el mundo, empieza por ti”, decía una canción de Mambrú. ¿Y su no tuvieras que cambiar nada más que tu buscador de pornografía usual? ¿Te imaginaste alguna vez que el hábito que tu novia puede considerar molesto puede ayudar a salvar ballenas?

La iniciativa parece una locura, pero fue creada por el portal de películas para adultos Pornhub, que prometió donar un centavo de dólar a The Moclips Society, un movimiento dedicado a salvar ballenas. por cada 2.000 videos vistos en la página

El presidente de la organización, Ken Balcomb, no solo destacó lo beneficioso que resulta para la lucha en pro de estos mamíferos, sino que habló de las semejanzas sexuales que tenemos con ellos…

“Los humanos no son los únicos mamíferos que realizan actividades sexuales por razones diferentes a la reproducción. Cetáceos como las ballenas, delfines y marsopas, son animales muy sexuales y la historia de su vida social ha evolucionado más allá de la simple procreación. Incluso si nuestro objetivo principal es el de la conservación de los cetáceos, nuestro fin académico es el de educar al público sobre sus estilos de vida social y biológico.”

Pornhub Cares se llevará a cabo desde el día 9 y hasta el 13 de febrero, fecha en la cual se celebra el Día de las Ballenas.

Pornhub CaresPornohub
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

El Gobierno no descarta acuerdo con Massa por Ganancias: “Ojalá se dé”

Al mismo tiempo, el jefe de Gabinete pidió al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, decir “la verdad” ya que consideró que el proyecto presentado por el opositor no presenta números reales

Echaron a “Acero” Cali del bloque de concejales peronistas de Escobar

Fue tras el informe de Telenoche, que se hizo eco de las denuncias de vecinos por un dudoso proyecto inmobiliario en una zona de humedales del distrito; el FPV adujo “diferencias irreconciliables”