Mundo Insólito

Sorprendió en su funeral al marido que la había mandado a matar

La africana Noelia Rukundo fue secuestrada por un grupo de hombres contratados por su marido para matarla, pero la dejaron libre. El día de su funeral, decidió asustar al hombre

Noela Rukundo

La BBC hizo eco esta semana de un caso muy particular: se trata de la “muerte y resurrección de Noela Rukundo, una mujer africana a quien el marido mandó a matar, pero el plan no salió como planeaba.

En febrero de 2015, la mujer vivía en Melbourne, Australia, pero viajó a Burundí (África), donde había nacido, para asistir al funeral de su madrastra. Un día, al anochecer, su marido y padre de sus ochos hijos Balenga Kalala, lo llamó al hotel.

Noela Rukundo y Balenga Kalala. Su marido la mandó a matar, pero ella apareció en su "funeral".

“Dijo que había estado tratando de encontrarme todo el día”, contó Noela. “Le respondí que me estaba yendo a la cama. ¿A la cama? ¿Por qué estás durmiendo tan temprano?”, indagó él.

“Me preguntó: ¿Cómo está el tiempo? ¿Hace mucho calor? Y me dijo que saliera a la calle a tomar aire fresco”, continuó la mujer, que sin dudarlo siguió su consejo. “No imaginé nada. Solo creí que me estaba cuidando, que estaba preocupado por mí”, comentó en la entrevista.

La mujer contó qué sucedió una vez que salió del hotel: “Abrí la puerta y vi a un hombre que venía hacia mí. Luego me puso una pistola encima y me dijo: ‘No grités. Si empezás a gritar, te disparo’. Entonces hice exactamente lo que él me dijo”. El hombre la llevó hasta un auto que estaba esperando. Le cubrieron la cara y el vehículo se puso en marcha.

Después de 30 minutos de andar, los hombres la bajaron y ataron a una silla. “¿Qué le hiciste a este hombre? ¿Por qué nos pidió que te matemos?”, le preguntaron los hombres, a los que ella contestó: “¿Qué hombre?”.

Al escuchar que su marido la había mandado a matar, Rukundo se mostró incrédula.

“Sos muy estúpida… Voy a llamar a quien nos pagó para matarte”, le dijo el jefe de la banda, quien además puso el teléfono en altavoz para que ella escuchara la conversación. “Matala”, soltó su marido.

“Escuché su voz, era él. Sentí que mi cabeza iba a explotar”, relató la mujer. Entonces, los delincuentes le describieron al hombre dónde iban a tirar el cuerpo. En ese momento, Noela se desmayó.

Cuando se despertó, uno de los sicarios la tranquilizó: “No vamos a matarte. Nosotros no matamos a mujeres ni a niños”. Después de pasar dos días en cautiverio, Noela fue liberada y tres días después pudo volver a Australia.

El día de su propio funeral, Noela fue hasta su casa, y se quedó frente a la casa, esperando a su marido. “Se quedó paralizado mirándome, asustado, y empieza a caminar hacia mí, hasta que me alcanzó y me tocó el hombro. Entonces dijo: ‘Noela ¿sos vos? ‘”, relató la mujer. Y el hombre comenzó  a gritar: “¡Lo siento por todo!”.

Fuente: Clarín

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”