Política

Luis Juez: “Martín Sabbatella con el kirchnerismo terminó siendo un pingüino bobo”

El ahora embajador contó que ayer se reunió con Mauricio Macri para hablar de un tema específico, pero terminaron conversando de la corrupción

luis-juez

Luis Juez, el nuevo embajador de Ecuador, realizó declaraciones acerca la gestión del kirchnerismo durante los años que gobernaron en la Argentina y criticó a varios funcionarios que integran el partido del Frente para la Victoria.

“En un principio Sabbatella no quiso ir con Néstor (Kirchner), pero después con el kirchernismo terminó siendo un pingüino bobo”, sostuvo, y agregó que Ricardo Jaime y Julio De Vido le pidieron dinero para hacer gestiones que a ellos les convenía.

LEA MÁS  Transcripción completa de la nueva presunta escucha entre CFK y Parrilli

“El tema a resolver de la Argentina es la corrupción, es el tema central de este gobierno y de todos. Los argentinos tenemos tatuada la corrupción, la hemos aceptado, la hemos naturalizado”, agregó el ahora diplomático.

En diálogo con el programa Intratables, Juez contó que ayer se reunió con Mauricio Macri para hablar de un tema específico y terminaron hablando de la corrupción. “Le pregunté cómo iba a reaccionar y me dijo que va a ser ‘más duros con los de adentro que con los de afuera’, ojalá empecemos a cambiar”, sostuvo.

LEA MÁS  Aceptaron la renuncia de Martín Lousteau como embajador en los Estados Unidos
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Corrupción: prohíben a Techint firmar nuevos contratos con el gobierno de Brasil por 5 años

El grupo de la familia Rocca fue cuestionado por sus socios de Nippon Steel que lo definen como “un holding que buscar “desestabilizar” la operatoria de la firma

16196437 http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/16196437.jpeg

Bullrich confirmó que reforzaron la seguridad de Cristina Kirchner tras los incidentes en Santa Cruz

cristina http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/cristina-1.jpg

En el gobierno nacional creen que la Policía provincial reaccionó tarde ante los incidentes, pero descartan las teorías conspirativas que agitó la ex presidenta en las últimas horas