Policiales

Un policía mató a otro mientras jugaban en una comisaría en Santiago del Estero

Atacado por una crisis nerviosa al enterarse del deceso de su compañero, el efectivo Franco Albornoz habría intentado quitarse la vida pero fue controlado por sus colegas

arma-pistola-revolver

Un policía de la provincia de Santiago del Estero quedó detenido e imputado del homicidio de un compañero, con un disparo en el tórax, durante un aparente juego con su arma reglamentaria en el interior de la comisaría segunda, informaron hoy fuentes policiales.

El suceso se produjo pasado el mediodía del miércoles cuando el oficial inspector Cristian Ezequiel Carrizo, de 28 años, fue baleado debajo de la clavícula izquierda por su camarada y también oficial, Franco Albornoz, quien habría accionado accidentalmente la pistola.

Los policías mantenían una relación de amistad desde hacía años y estaban hablando sobre un partido de fútbol que jugarían en la noche del miércoles, según las fuentes.  

En determinado momento, Carrizo habría hecho un ademán con su mano que simulaba un arma de fuego, por lo que Albornoz extrajo su pistola 9 milímetros y siguió la broma, sin percatarse que había quedado una bala en la recámara que fue disparada. Ante la demora en llegar de la ambulancia, Albornoz cargó a su compañero en el patrullero y lo trasladó hacia la guardia del Hospital Regional Dr. Ramón Carrillo, donde los médicos en vano trataron de reanimarlo.

Atacado por una crisis nerviosa al enterarse del deceso, según las fuentes, Albornoz habría intentado quitarse la vida pero fue controlado por sus colegas.

Tras la toma de testimonios y pericias de la Gendarmería Nacional, el juez Ramón Tarchini Saavedra, dispuso la detención e incomunicación del oficial, quien quedó alojado en el cuerpo de élite de la Policía provincial.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO