Polémica

Dan de baja un contrato millonario para el manejo de un sitio oficial y sigue el misterio por @CaraRosadaAr

El servicio de manejo de redes sociales y portales web oficiales había sido en buena parte tercerizado durante la administración de Cristina Fernández de Kirchner

casa rosada

El manejo de las redes sociales oficiales y los sitios del Gobierno durante el kirchnerismo se encuentra ahora en el centro de una gran polémica, según el panorama que detalló el equipo que ahora responde al presidente, Mauricio Macri.

La Subsecretaría de Vínculo Ciudadano, el nombre que se le dio al nuevo staff que manejará el área digital de la Casa Rosada, decidió dar de baja un contrato de la gestión anterior que le otorgaba $175.000 pesos por mes, durante un año, a una agencia para el diseño y mantenimiento un sitio nacional de escasa difusión.

El beneficiario era la agencia SG2, de la que es propietario al hijo de Doris Capurro, la ex vicepresidenta de Comunicación y Relaciones Institucionales de YPF.

Por otro lado, continúa el misterio del manejo de la cuenta de Twitter @CasaRosadaAr, que actuaba como oficial, pero que se reconvirtió en un usuario militante desde el 10 de diciembre último.

“Sólo nos informaron que Ana Montanaro tenía manejo de forma externa de las cuentas relacionadas a Cristina Kirchner y de @CasaRosadaAr, pero nunca encontramos el contrato”, señalaron desde Casa Rosada. “Descubrimos que esa cuenta en Twitter tenía inversión publicitaria, es decir que utilizaron fondos del Estado para promocionar una cuenta que después se llevó un privado”, indicaron desde el citado organismo de comunicación.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”