Política

La Cámpora “acampa” en el ex despacho de Máximo Kirchner para impedir su desalojo

"Resiste con aguante". No acepta que la oficina sea entregada a otro legislador. Está custodiada las 24 horas por diputados del bloque, que hacen turnos cada seis horas

despacho-Máximo-Kirchner

El despacho que Máximo Kirchner tenía en la Cámara de Diputados, ubicado en el tercer piso del Palacio Legislativo, sigue siendo un espacio de disputa político. Casi como si fuese un botín de guerra, la nueva gestión busca desalojar de la privilegiada oficina al hijo de la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. La Cámpora no lo acepta, y lo tomó a la fuerza. 

El recinto fue “violentado” pese a la faja de clausura, informaron autoridades de Diputados. Tiene custodia las 24 horas por diputados del bloque K, y hasta se turnan para cuidar los dos accesos a la oficina. Insólitamente ya ingresaron hasta muebles.

Los turnos son cada seis horas. Se observan las luces encendidas y se escucha el movimiento en su interior. “Se equiparon, trajeron un sillón, una heladerita y están ahí”, reconoció un integrante del bloque, informó Clarín.

La segunda puerta de acceso, en un pequeño pasillo que en la puerta tiene el número 340.

En el interior del despacho al que ya se le había moficiado la cerradura, se observó un sillón de color marrón, el sonido de un televisor de fondo y aseguraron, “aire acondicionado tenemos, eso sí”. Máximo Kirchner nunca pisó ese despacho, y en el Congreso aseguran que de haberlo hecho “hubiera sido más difícil cualquier movida para reasignar el lugar, pero no había nada de él como dijeron los otros diputados”, señaló una fuente del sector al mismo portal.

La Cámpora busca evitar que las autoridades de la Cámara Baja entreguen ese lugar a otro integrante del FPV. Por reglamento, el personal de la Cámara sólo puede permanecer las 24 horas en el la oficina si algún diputado se queda fuera del horario habitual de funcionamiento. Clarín informó que diariamente un diputado de la bancada K se queda junto a dos colaboradores en el despacho que sostienen “tiene que quedarse para Máximo”.

La disputa por la oficina comenzó el pasado 21 de enero y desde entonces militantes y diputados de La Cámpora se turnan para hacer una suerte de guardia.
Desde el kirchnerismo argumentaron que en un sistema interno de la Cámara, el despacho “figura a nombre del diputado Máximo Kirchner”. En ese mismo piso tiene su oficina Juliana Di Tullio, Andrés Larroque, Héctor Recalde, Eduardo “Wado” de Pedro, Teresa García y Carlos Moreno. La orden es que Máximo no puede irse de allí.

El presidente de la bancada macrista, Nicolás Massot, condenó la actitud del kirchnerismo y sostuvo, en declaraciones a DyN, que “el Frente para la Victoria tiene que entender que hubo un recambio en el poder y que eso tiene que reflejarse en el Congreso, incluso en la distribución de los espacios físicos”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Encontraron “cientos de miles de pesos” en el Instituto donde abusaban a nenes hipoacúsicos

El fiscal Fabricio Sidoti busca elementos probatorios de las denuncias de abuso sexual infantil de nenes entre 10 y 12 años en el instituto mendocino

Cristina Kirchner llamó a “sustituir dirigientes” y advirtió: “Ninguno de nosotros es imprescindible”

La ex presidente fue distinguida con un doctorado honoris causa por la Universidad de Lanús en el marco de la Jornada Nacional de Salud