El Mundo

Cambio histórico: hombres y mujeres ya pueden orar juntos en el Muro de los Lamentos

Lo autorizó el gobierno israelí, pese a la oposición de la derecha religiosa. Se trata de una medida que defendían desde hace dos décadas grupos progresistas judíos

muro de los lamentos

El Gobierno israelí aprobó hoy una histórica iniciativa para que hombres y mujeres puedan rezar juntos en el Muro de los Lamentos, una medida que defendían desde hace dos décadas grupos progresistas judíos.

La decisión fue aprobada pese a la oposición de los miembros de los partidos ultraortodoxos Shas (sefardí) y Judaísmo Unido de la Biblia (askenazí), además de los ministros del conservador partido Likud, Zeev Elkin, y de Hogar Judío, Uri Ariel.

LEA MÁS  Detuvieron a una mujer por violar y robar a un taxista

La iniciativa establece la apertura de una nueva explanada de rezos frente del Muro de las Lamentos, el lugar más sagrado para el judaísmo, de forma que hombres y mujeres puedan rezar juntos como suelen hacerlo en las sinagogas de las corrientes conservadora y reformista del judaísmo.

Hasta ahora el Muro estaba controlado por la corriente ultraortodoxa, de forma que los rezos se realizaban de forma separada por sexos en dos explanadas divididas por una pequeña cerca.

LEA MÁS  Insólito: un ciclón arrastró a un tiburón hacia la calle

El diario Yediot Aharonot, el de mayor tirada en el país, ha calificado la decisión de “histórica” por cuanto representa un reconocimiento del derecho de grupos progresistas a rezar en ese lugar sagrado de acuerdo a sus ritos.

“Hasta ahora (el Muro) estaba bajo el control de una extrema derecha con una mentalidad estrecha y de unos ultraortodoxos idólatras que tienen una visión de Dios y del judaísmo limitada”, dijo la rabina Susan Silverman, miembro de la junta de las llamadas Mujeres del Muro.

LEA MÁS  La primera fotoperiodista japonesa continúa trabajando a sus 102 años

A su vez, el Ejecutivo israelí destinará más de diez millones de dólares al proyecto por el que se creará un nuevo lugar de culto en el tramo sur del Muro, que hace 2.000 años servía de contención a la explanada del bíblico templo de Jerusalén.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO