Sociedad

Explotó un cigarrillo electrónico y le destrozó la cara a un joven

Un canadiense de 16 años quiso fumar este aparato, pero cuando pulsó el botón de encendido e inhalo, se produjo el accidente

cigarrillo electronico

Ty Greer, un joven de 16 años residente en Edmonton (Canadá), sufrió un extraño accidente. Mientras iba en el coche de su familia fumando un cigarrillo electrónico, el aparato explotó, causándole graves heridas en la cara y la rotura de varios dientes. 

“Incendió la cara de mi hijo, y le sacó dos dientes de golpe”, explicó Perry Greer, el padre de la víctima, a The Canadian Press. “Además le quemó una parte de su garganta y la lengua. Y menos mal que llevaba gafas, que sí no hubiera podido perder un ojo”.

LEA MÁS  Caso Araceli Fulles: el hermano apuntó contra la Justicia

En cuanto se produjo la deflagración, los Greer llevaron a Ty a un hospital. El joven gritaba de dolor y los médicos tuvieron que administrarle morfina para calmarlo. “Me dijo que se quería morir del dolor”, recuerda angustiado su padre.

Perry Greer asegura que su hijo no hizo nada extraño para que el aparato explotase. “Tan solo pulsó el botón de encendido e inhalo, como siempre. Pero en vez de funcionar, explotó”. Ty sigue hospitalizado con quemaduras de primer y segundo grado en su rostro.

LEA MÁS  Crisis en Paraguay: reelección presidencial con quema del Parlamento y caos

La marca del cigarrillo defectuoso es Wotofo Phantom, muy popular entre los jóvenes canadienses porque genera más vapor que los aparatos de la competencia. Es de fabricación china, y se puede comprar en multitud de páginas de Internet.

cara quemada

Perry Greer exige a las autoridades de su país que prohiba la venta de estos productos a menores y sobre todo, que se supervise sus procesos de fabricación y sus estándares de calidad, para evitar que se repitan accidentes como el sufrido por su hijo.

LEA MÁS  El extraño caso de un bebé que nació con ¡cuatro piernas y cuatro brazos!
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO