Lourdes Sánchez contó sus experiencias sobrenaturales y sorprendió a todos

La actriz y bailarina explicó que desde la niñez ve a dichos seres y que con frecuencia le dejan dinero

Lourdes-Sanchez

La bella Lourdes Sánchez (29) aseguró en Infama que ve duendes desde la niñez, en su casa natal de Corrientes y en Buenos Aires, ciudad a la que se mudó para desarrollarse como bailarina y actriz.

“No estoy loca. Veo duendes desde muy chiquita. La realidad es que hace un tiempo no los estoy viendo, pero yo los veo. Cuando vivía en Corrientes los veía mucho porque tengo una quita en Paso de la Patria donde hay muchos árboles y mucha naturaleza… Ellos estaban trabajando, haciendo su casita en los árboles. Yo no interactuaba con ellos, sólo los veía. Y cuando me fui a vivir a Buenos Aires los veía colgado de las luces del teatro, en las parrillas. Después los dejé de ver… A esos duendes los veía solo yo. Inclusive, cuando lo conocí al Chato (Prada) le conté esta situación y lejos de asustarse y decirme que estoy loca, le encantó. Me dijo ‘Sos muy sensible'”, desarrolló la bella bailarina y actriz de Marcianos en la casa desde Villa Carlos Paz.

LEA MÁS  Bob Dylan y el Premio Nobel: fin de la novela

Mientras Lourdes hablaba desde el móvil y contaba con naturalidad sus experiencias,  Liliana  Cheli -especialista en duendes- dijo que ella también tuvo contacto con esos pequeños seres sobrenaturales, y aseguró: “Los duendes son una protección increíble. Ellos no nos ven como somos físicamente, sino como vibramos. Y si vos vibras en luz atraés lo bueno. Te cuidan, conceden deseos…”.

LEA MÁS  Alejandro Fantino sorprendió con críticas al Gobierno

“A mí me dejan monedas debajo de la cama. Van aumentando con el paso de los días. Primero me dejan una y después hay más. Si a mí se me cayó una moneda debajo de la cama, yo la dejo y al día siguiente tengo más… Tengo una lata gigante de monedas, si las llego a cambiar debo tener 400 pesos, por ahí”, concluyó la novia del Chato Prada.

LEA MÁS  Mirtha Legrand reveló una lamentable anécdota con el padre Grassi
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO