Famosos que hablan

Nicolás Cabré, los motivos íntimos de su alejamiento de la TV

El actor habló a fondo con Clarín sobre su dedicación a su hija Rufina, la tensa relación con la prensa y por qué decidió alejarse del foco de atención mediática

nicolas_cabre

Durante 2015, Nicolás Cabré (35) decidió poner el freno de mano y alejarse del prime time televisivo, focalizar su atención en su hijita Rufina (2 años y medio, fruto de su relación con la China Suárez) y salir del foco de atención mediática.

Continuando con ese perfil más tranquilo, Cabré decidió volver al teatro al frente de la obra El quilombero en el Teatro Lola Membrives y en una extensa entrevista con Clarín, Cabré el por qué de su elección: “Estoy más tranquilo. Más allá de que tenía ganas de hacer teatro, el año que viene mi hija empieza el jardín y me da la posibilidad de llevarla, buscarla”.

Sin dudas, Rufina es hoy lo más importante de su vida: “Mis necesidades hoy son otras, más allá de las prioridades. Yo necesito acompañar, estar, tener tiempo que no me daría si hiciera una tira. Me habían ofrecido un par de cosas, pero hoy prefiero no estar tanto tiempo dentro de un etudio. He hecho las dos cosas juntas y es una locura. Ya no tengo la energía que requiere hacerlo. Y tampoco mi hija merece crecer adentro de un estudio. La obra me gusta y encima me da tiempo para lo que hoy priorizo”.

Por eso, por el momento, no se ve encabezando otra tira: “Si me dicen que tengo que estar doce horas adentro de un estudio, hoy no puedo. El día de mañana Rufina crecerá y las cosas cambiarán. O no, a lo mejor no me llaman. Pero hoy no quiero saltar etapas que después no voy a poder recuperar por nada”.

¿Es una paradoja que “El quilombero” le llegue en su año menos quilombero a nivel mediático? “Bueno, todo creo que es una decisión, consciente o inconscientemente. Pero pasaron muchas cosas que decididamente yo necesitaba parar y pensar. El hecho de alejarme un año y medio, casi parado, hasta Variaciones Walsh (TV Pública) era un tiempo que yo necesitaba para acomodar cosas personales; para vivir y ser feliz, para acomodar tristezas. Fue un año y pico que me permitió acomodarme y respetar más lo que me pasa y lo que necesito. Porque a lo mejor, en otros años entrás en una rueda que no la podés parar. Si bien nunca fui partícipe y nunca me aproveché del quilombo, quedarme en casa y disfrutar de mi hija me sacó un poco del foco”.

Nicolás, que supo conquistar a diosas como Celeste Cid, Agustina Cherri, Florencia Torrente, Eugenia Tobal, Soledad Fandiño y la China, también se refirió a los rumores de los que ha sido protagonista a lo largo de los años: “Es que las cosas que se dijeron nunca me afectaron. No necesitaba parar por el quilombo. Sí me molestaba cuando venía mi vieja y me decía ‘¿viste lo que dijeron de vos?’. Pensaba ‘Uh, qué pesadilla’. Pero a mí no me afectaba (…) Creo que ellos lo sufrieron mucho más que yo. O les molestaba. Porque no es que necesitaban confirmación, ellos sabían las que hice y las que no (risas)”.

Cuando el periodista le preguntó si en el fondo disfrutaba de su fama de “cabrón”, Cabré aseguró: “Lo que pasa es que no es un papel. Yo digo lo que pienso. A lo mejor, a los dos minutos me olvidaba de lo que dije. Nunca hice nada para que después sucedan otras cosas. Soy bastante elemental. Si me hablás bien, te contesto bien; si me hablás mal, seguramente te contestaré mal. Y si no me gusta, te digo que no. Y ahí sale el ‘qué antipático que es’. Yo soy sincero. Pero nunca fue un juego ni una postura. Si no me caés bien, no te hablo, no voy a ir al choque”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro