Sindical

La usina que inauguró Cristina Kirchner está paralizada y en conflicto

Alrededor de 1200 trabajadores de compañías subcontratistas de la firma Isolux Corsán, constructora de la usina, no trabajan desde diciembre pasado

jueves 21 de enero de 2016 - 7:34 am

Una de las obras emblemáticas del kirchnerismo, la central térmica de Río Turbio, cuyo primer módulo fue inaugurado por la ex presidenta Cristina Fernández Kirchner, no está funcionando en la actualidad por falta de carbón y la protesta de afiliados de la Uocra que reclaman sueldos adeudados.
[pullquote position=”right”]La usina que inauguró Cristina Kirchner está paralizada y en conflicto[/pullquote]

Alrededor de 1200 trabajadores de compañías subcontratistas de la firma Isolux Corsán, constructora de la usina, no trabajan desde diciembre pasado. La situación se agravó ayer por un corte intermitente sobre la ruta nacional 40, que deja incomunicadas las ciudades de Río Turbio, 28 de Noviembre y el paraje Julia Dufour, es decir, todos los puntos que integran la cuenca carbonífera de la provincia.

LEA MÁS  Convocan a los gremios que firmaron aumentos del 15%

La usina, que funciona a base de carbón, fue construida mediante una inversión de US$ 700 millones y concebida para asegurar la subsistencia de la mina de carbón de Río Turbio.

Entre sus objetivos también estaba producir 240 megavatios de energía en dos módulos de 120 megavatios cada uno. Hoy, la central se encuentra paralizada e inconclusa.

“La situación es crítica, nos adeudan cuatro quincenas, aguinaldo y vacaciones, y también hubo despidos de cerca de 600 personas”, le indicó al diario La Nación Alfredo López, delegado de la Uocra.

LEA MÁS  Tensión sindical: la CGT posterga la elección de nuevas autoridades
COMENTARIOS