Policiales

Luchador de kick boxing fue acuchillado en una pelea callejera

Lo promocionaban como “El Asesino de James Craik”. Fue atacado por dos jóvenes: uno le pegó por la espalda con un palo y el otro lo apuñaló

posicion-victima-heridas-abdomen-Agonizo

Con sólo 20 años, Gustavo Rendil acaba de perder la pelea de su vida. La pelea por su vida. Luego de agonizar seis días, tras ser apuñalado y golpeado a traición por dos jóvenes, este luchador de kick boxing –una disciplina de las artes marciales–, murió este fin de semana en una clínica de Villa María, Córdoba.

La víctima, a quien llamaban “El Asesino de James Craik” por su palmarés –18 victorias, dos empates y dos derrotas– había comenzado a entrenar hace dos años en la escuela Legión Marcial.

“Mirá cómo son las cosas, Gustavo era un pibe buenísimo, laburador. Su familia es muy trabajadora, su papá es empleado en una fábrica láctea y él era albañil. Le habían puesto ‘El Asesino’, porque en cada pelea te mataba, dejaba todo para ganar y sólo perdió dos veces. Mirá cómo terminó ‘El Asesino’, asesinado”. Así, emocionado, su maestro Ariel Vigliocco recordó a su discípulo. “Te retiraste como un campeón”, lo despidió.

Pero no sólo el líder de la Legión Marcial está compungido. En James Craik, un pueblito cordobés de casi 6.000 habitantes, donde Rendil se había mudado con su familia hace más de una década, todavía no entienden qué pasó.

LEA MÁS  Qué pena pedirán para Nahir Galarza: los detalles de la autopsia del joven asesinado

“Yo el lunes estaba trabajando, no estaba cuando lo atacaron a Gustavo; y el encargado de la fábrica donde trabajo me avisó que a mi hijo lo habían apuñalado”, le dijo Oscar Rendil a Clarín.

Según los testigos, el ataque ocurrió el pasado lunes 11 a la tarde, a pocos metros de la casa de la familia Rendil, en la esquina de 9 de Julio y Buenos Aires, en la zona norte de esta pequeña localidad ubicada a 116 kilómetros al sudeste de la ciudad de Córdoba y a 35 kilómetros al noroeste de Villa María.

Los vecinos declararon ante la Policía que la víctima llegaba a su casa cuando lo atacaron dos jóvenes, uno de ellos armado con un palo de madera y el otro con un cuchillo de cocina. “Uno le pegó de atrás con un palo en la cabeza y el otro lo apuñaló cuando se cayó al piso”, confió un investigador.

LEA MÁS  Imputaron a la chica de 19 años que mató a su novio

Se cree que los agresores le tenían celos al luchador, que era muy conocido en el pueblo, y que lo atacaron desde atrás, debido a que Rendil sabía defenderse y por su contextura física: medía casi 1,90 metros y pesaba 90 kilos.

Para la Policía de James Craik, el caso está prácticamente esclarecido: el ataque fue cometido por dos jóvenes, uno de 18 años y un cómplice menor de 17. El mayor, apodado “El Hormiga”, quien está detenido, acusado de “homicidio en riña”, fue quien apuñaló al luchador. El otro le pegó con el palo para anular su posibilidad de defensa.

La víctima tenía varios cortes en los brazos y antebrazos, ya que defenderse del ataque. Pero estaba muy dolorido y atontado por el golpe. El asesino, con Rendil ya sin fuerzas, además de cortarlo, le asestó varias puñaladas en la zona abdominal, que le perforaron los intestinos.

“Cuando yo llegué, mi esposa estaba con mi hijo en el hospital de James Craik. Me subí a la ambulancia y juntos nos vinimos a la clínica de Villa María, mientras mi mujer fue a la comisaría a hacer la denuncia y no se la quisieron tomar”, denunció Oscar Rendil.

LEA MÁS  Probaba con su hijo el cuatriciclo que le compró para Navidad, se lo quisieron robar y lo mataron

Durante su agonía, “El Asesino” fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas. Y en cada operación sufrió paros cardiorrespiratorios, de los que salió por la pericia de los médicos.

El sábado a la tarde, su cuerpo no resistió y se descompensó: quedó con muerte cerebral. Y esa misma medianoche, el corazón del campeón de 18 peleas en la provincia de Córdoba y otras provincias del interior no aguantó más y se detuvo para siempre. En el velorio y el sepelio, celebrado el domingo a la tarde, los vecinos del pueblo seguían sin entender qué había sucedido.

En su cuenta de Facebook, uno de sus amigos promocionaba su próximo combate: “Tremendo choque de kickboxers profesionales hasta 85 kilos. ‘El Mudo’ Leonardo Ruarte, de Cruz del Eje, enfrenta a ‘El Asesino’ Gustavo Rendil, de James Craik, por el título y cinturón de campeón pro desafío en la jaula Tanti ‘Sierras Chicas’, 23 de enero, 21:30 hs”.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Reunión http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/reunin-1.jpg
Papa Francisco

Michelle Bachelet recibe al Papa Francisco en el Palacio de La Moneda

Por la tarde, irá al Centro Penitenciario femenino de la capital y mantendrá un encuentro con sacerdotes y obispos en la Catedral Metropolitana
Style: "nik2" http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/adiccin-al-juego.jpg
Adicciones

Buscan lanzar un spray nasal para tratar a adictos al juego: cómo funciona

La idea es que actúe rápidamente, evitando que el ludópata realice acciones impulsivas. La clave es controlar la dopamina, un neurotransmisor ligado al placer y que tiene un papel clave en las adicciones
Bonadio http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/bonadio.jpg
Política

Encuentran una bomba casera con amenazas a Bonadio

El artefacto fue visto en un puesto municipal de Tres de Febrero. En la Provincia apuntan contra las mafias
volcan 4 http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/volcan-4.jpeg
El Mundo

Alerta en Filipinas: así se encuentra el volcán Mayón, que amenaza con una gran erupción

La actividad del volcán se intensificó en las últimas 24 horas y las nubes de ceniza ya cubren varios pueblos de la isla de Luzón. Más de 12.000 personas recibieron la orden de evacuar las zonas aledañas
Celulares http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/celulares-1.jpg
Salud

La adicción al celular deteriora la salud mental de los jóvenes

Así lo indicó una investigación de la Clinical Psychological Science. De acuerdo con el informe, la utilización excesiva de celulares inteligentes está asociada con los síntomas depresivos y hasta con el suicidio