Caso Nisman

Revelan que Nisman volvió de Europa porque creía que Gils Carbó lo iba a echar

Así lo confirmó la ex secretaria del fiscal ante la jueza Fabiana Palmaghini. Nisman suponía que Gils Carbó lo iba a remover antes de que él pudiera presentar su denuncia contra Cristina Kirchner

Nisman

A un año de la muerte Alberto Nisman, se reveló el porqué de su repentina vuelta de Europa: el fiscal “tenía información” de que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, iba a echarlo de la Unidad Antierrorista UFI-AMIA. 

Así lo confirmó la ex secretaria del fiscal Nisman, Soledad Castro, ante la jueza Fabiana Palmaghini.

Nisman suponía que Gils Carbó lo iba a remover antes de que él pudiera presentar su denuncia contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“El tenía información que Gils Carbó retomaba sus funciones el 12 de enero y que a partir de esa fecha aumentaban las chances de ser removido porque consideraba que esa decisión no iba a ser delegada en otro”, declaró Castró, según el testimonio al que accedió Clarín.

En su testimonial, Castro recordó que ya en diciembre Nisman le comentó a ella y al otro secretario letrado, Antao Cortéz, “su preocupación por la existencia de rumores sobre su remoción” de la unidad AMIA. Castro incluso declaró que Nisman “dudaba en irse de viaje con su hija”.

Luego de la muerte del exfiscal, Gils Carbó negó que hubiera pensado en removerlo de su cargo. “Desconozco si la información era cierta, pero era la información que él tenía y que nos compartía a nosotros”, indicó Castro.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Ex funcionario investigado por fraude con los viáticos de Cristina Kirchner trabaja con Máximo

Es alguien que está pegado a la figura de Máximo Kirchner desde que CFK dejó el poder en la Casa Rosada. Antes como funcionario, ahora como asistente personal del hijo de la ex presidente, está acusado de fraude al Estado

Interés y sospechas de lavado: quiénes pagaron las campañas presidenciales

Empresarios, funcionarios y, sobre todo, un ejército de empleados públicos aparecen entre las 10.000 personas que aportaron en los tres comicios nacionales de 2015